miércoles, agosto 17, 2022

HACINAMIENTO, desnutrición y retardo procesal: 3 claves que muestran el fracaso de revolución judicial

La revolución judicial no ha solucionado los problemas de los 52 penales del país, donde hay 32.000 presos y solo tienen capacidad para 20.000

El año pasado, Diosdado Cabello anunció la «revolución judicial» que, entre otros objetivos, tenía la misión de descongestionar las cárceles, mediante la solución del problema del retardo procesal.

Un año después, esa «revolución» no solamente no solucionó ese conflicto en particular, sino que las cifras de hacinamiento y desnutrición en los penales y retenes policiales del país aumentaron.

Así lo muestran las cifras presentadas este martes, en una reunión de la oposición, donde acordaron denunciar «el fracaso» de la política carcelaria de la administración de Nicolás Maduro.

Lea también: MOTÍN en cárcel de La Pica en Maturín deja al menos 8 heridos, según ONG Una Ventana a La Libertad

El acuerdo

En el documento se «rechaza de manera categórica las políticas penitenciarias y deplorables condiciones humanas que ocasionan alarmantes problemas de desnutrición, hacinamiento, retardo procesal y muertes de la población privada de libertad en Venezuela».

Condena «el fracaso de la Revolución Judicial que estuvo a cargo del ciudadano Diosdado Cabello y del sistema penitenciario en manos de Nicolás Maduro».

Además, «reconoce la labor del Observatorio Venezolano de Prisiones que expuso la coyuntura penitenciaria en una audiencia del 183 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos».

En esa sesión acordó trabajo conjunto para «elevar más casos de las graves violaciones a los derechos fundamentales de la población carcelaria ante la Corte Penal Internacional». Esto, tomando en consideración también la decisión del fiscal Karim Khan de instalar una oficina en la ciudad de Caracas.

Asimismo, en el acuerdo piden «hacer un llamado ante la comunidad internacional para la aplicación de un mecanismo que permita tomar acciones políticas concretas contra los perpetradores de violaciones de derechos humanos en Venezuela».

Las cifras

El dirigente opositor, Williams Dávila, fue el encargado de presentar las cifras que avalan la situación de las cárceles en el país.

«La realidad de las cárceles venezolanas es caótica e inhumana, como consecuencia de que Maduro viola el artículo 272 de la Constitución. La desnutrición, hacinamiento y el retardo judicial, pone en evidencia su política de aniquilamiento paulatino de los privados de libertad», argumentó el vocero.

«Las 52 cárceles que hay en Venezuela están socavadas de hacinamiento, corrupción, destrucción, enfermedades y violación de derechos humanos», agregó.

Aseveró que la infraestructura carcelaria no es suficiente para una población carcelaria de 32 mil privados de libertad. «Su capacidad real es para 20 mil presos, por lo que el hacinamiento supera 158%», alertó.

En cuanto a la ingesta de alimentos, precisó que: «12.7% de los presos come tres veces al día, 40.1% una vez al día, 38% dos veces al día y 9.2% nunca recibe comida en el día».

Dijo que «desde el 2017 hasta enero 2022, la desnutrición, el paludismo y la tuberculosis son las principales causas de muerte en las cárceles. En ese lapso han fallecido 1.730 presos, 960 provenientes en los centros penitenciarios y ellos 412 murieron por desnutrición».

Denunció que “las mujeres presas están en un estado de indefensión, las autoridades que la cuidan muchas veces las violan, no reciben atención médica y se les viola el derecho humano de la menstruación”.

En los calabozos policiales

La realidad de los calabozos policiales de Venezuela no es tan diferente. «Allí se viola de manera sistemática la permanencia preventiva de los detenidos que debe ser de un máximo de 72 horas. Esas detenciones preventivas se convierten en detenciones definitivas”, afirmó Dávila.

“El ministerio para el Servicio Penitenciario, perdió el control de todas estas cárceles, debido a que existen dos sistemas de convivencia tutelada entre pranes y el Estado”, fustigó.

Sin justicia expedita

Por su parte, el dirigente Gilber Caro, dijo que «Nicolás Maduro sigue violando los derechos a los privados de libertad, negándoles la alimentación, salud, cultura, deporte y al debido proceso».

«No reciben la adecuada alimentación y por ende, muchos de ellos, están muriendo por desnutrición, paludismo y tuberculosis”, agregó.

Precisó que más de 70% de los presos no reciben la “justicia rápida y expedita para la víctima y victimario”.

“Escuelas del crimen»

Mientras que la exdiputada por Carabobo, Deyalitza Aray, denunció que «las cárceles venezolanos son escuelas del crimen donde mandan los pranes”.

“No hay política alimentaria para los presos. Se desconoce el presupuesto manejado por las personas que usurpan las funciones en el Ministerio y tampoco hay inversión para las infraestructuras de las cárceles”, exclamó.

Venezuela PrisionesCrisis Venezuela 200321 ElNacional 350x250 c default - Impacto Venezuela
En los retenes policiales los presos pasan años. Foto referencial
Google News
Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x