jueves, septiembre 16, 2021

Expresidenta de Bolivia habría intentado quitarse la vida: el gobierno asegura que solo «fueron rasguños»

Tres expresidentes de Bolivia hicieron un llamado a las autoridades de su país a garantizar la integridad física de Jeanine Áñez

La expresidenta transitoria de Bolivia Jeanine Áñez pretendió quitarse la vida en el penal donde cumple su detención preventiva. Pero, el Gobierno de Luis Arce asegura que solo se hizo unos rasguños y se encuentra estable.

El ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo, manifestó que Áñez intentó «generarse una autolesión». Dijo que presenta algunos «rasguños» en uno de sus brazos. Castillo dio la información en una conferencia de prensa que en la madrugada de este sábado.

Ratificó que Áñez está «completamente estable» y que las lesiones que presenta son «superficiales».

Agregó que la exmandataria «tiene todas las condiciones vitales» para cumplir su detención preventiva. Además, insistió en que se respetan sus derechos.

Áñez está detenida en una cárcel en La Paz con problemas de salud como la hipertensión arterial y la depresión. Este mes salió del penal para realizarse una serie de pruebas médicas.

Lea también: Trasladan a Jeanine Áñez de emergencia al hospital

Llamado urgente

Entre tanto, los expresidentes Carlos Mesa (2003-2005), Jaime Paz Zamora (1989-1993) y Jorge Quiroga Ramírez (2001-2002) expresaron su preocupación por la salud de Áñez.

A través de una carta firmada por los tres, hacen un llamado urgente al Órgano Judicial y la Fiscalía General del Estado para preservar la integridad física y psicológica de Áñez.

Los tres exmandatarios señalan en la misiva que los informes médicos y las imágenes de la expresidenta evidencian el «deterioro de su salud». Consideran que es «crucial e inaplazable revisar su situación jurídica que le permita defenderse «resguardando su derecho a la salud».

«Mantener a la expresidenta detenida puede traer consecuencias lamentables para ella, su familia y el país», indica la carta. En la misma se enfatiza en poner los derechos humanos por «encima de cualquier disputa política», reseña Efe.

«Extendemos nuestra preocupación a los organismos internacionales de Derechos Humanos, y les solicitamos que verifiquen la situación física y emocional de la expresidenta Jeanine Áñez», precisa la carta.

Las últimas semanas Áñez salió del penal de Miraflores en La Paz donde cumple su detención preventiva por el caso denominado «golpe de Estado» para someterse a distintas pruebas médicas en la que varias veces se la vio en silla de ruedas y con dificultades para caminar.

La familia y la defensa de la exmandataria transitoria ha expresado en reiteradas ocasiones su preocupación por la salud de Áñez, quien sufre de hipertensión arterial y síndrome ansioso depresivo.

También denunciaron que trasladan a Áñez a sus exámenes médicos sin avisar a la familia o a sus abogados, algo que las autoridades del Régimen Penitenciario han negado.

Los funcionarios del Régimen Penitenciario manifestaron en varias ocasiones que no ponen en riesgo la vida de la exmandataria y que su estado de salud es «estable».

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓