lunes, julio 4, 2022

“Estamos dando la cara, aquí estoy”: Rodrigo Granda llegó a Colombia tras más de ocho horas detenido en México

El llamado “canciller” de las FARC, Rodrigo Granda, estuvo más de ocho horas detenido en México por un pedido de Paraguay por secuestro y homicidio

El que fuera líder y negociador de paz de la antigua guerrilla FARC, Rodrigo Granda, regresó este miércoles a Colombia después de que la Interpol lo detuviera unas ocho horas en México ante un pedido de Paraguay por secuestro y homicidio.

Conocido como el canciller de las FARC en la época del conflicto, Granda llegó al aeropuerto internacional de Bogotá y agradeció a México y a la comunidad internacional por «brindarle toda la posibilidad» de volver a su país, según dijo a los medios.

«Estamos dando la cara, aquí estoy», añadió el exguerrillero de 72 años.

En sus primeras declaraciones, no especificó si lo deportaron pero negó que hubiera estado detenido, pese a que el martes así lo denunciaron Comunes, el partido surgido del pacto de paz de 2016, y el gobierno colombiano.

Fuentes del gobierno federal de México confirmaron el martes a la AFP la detención de Granda, sin ofrecer más detalles, reseñó AFP.

Rodrigo Londoño, presidente de Comunes que viajó con el exguerrillero, aseguró este miércoles desde México que su compañero estuvo «aislado».

Asimismo, incomunicado durante «unas siete u ocho horas» antes de que decidiera su «regreso voluntario» a Colombia.

Lea también: Capturan a Rodrigo Granda en México, el llamado “canciller” de las FARC

«Vimos que era mucho mejor regresarse a Colombia, pues (…) estaba activada esa circular roja», comentó a W Radio.

En 2008, un juez paraguayo había pedido su captura por su presunta relación con el secuestro y posterior asesinato de la hija del expresidente Raúl Cubas, ocurrido en 2005.

Según la investigación, el grupo armado paraguayo que la tenía en su poder recibió instrucciones de los entonces rebeldes colombianos a través de Granda.

Los líderes de la desmovilizada guerrilla colombiana están respondiendo en libertad ante la Justicia Especial de Paz (JEP).

Esto por delitos como secuestro y reclutamiento de menores, sin condena.

Los exguerrilleros podrán eludir la cárcel si confiesan sus crímenes y reparan a las víctimas.

De lo contrario se exponen a penas de hasta 20 años de prisión.

«Regreso voluntario»

Granda insistió este miércoles en que salió de Colombia con autorización de la JEP.

Esto para participar en México en un evento organizado por un partido de izquierda.

Pero al llegar al aeropuerto de ese país le notificaron que se había activado una «orden de captura dormida de Interpol».

Esta situación le impidió seguir con sus planes, añadió.

Granda dijo que se trató de una maniobra de «altísimos funcionarios del gobierno colombiano» que no están de acuerdo con el proceso de paz.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, en un tuit dijo que la «detención» del exnegociador del acuerdo lo pidió Paraguay a la Interpol.

Granda, que en 2005 lo aprehendieron en Venezuela en una operación encubierta y trasladado luego a Colombia cuando ejercía como enlace internacional de las FARC, fue uno de los negociadores de paz en La Habana.

Entonces lo liberaron por pedido del gobierno francés para facilitar la liberación de la colombo-francesa Ingrid Betancourt.

Betancourt estuvo en poder de las FARC durante seis años.

El episodio generó tensiones entre Venezuela, gobernada entonces por el izquierdista Hugo Chávez, y Colombia, cuyo presidente era el derechista Álvaro Uribe.

Recuerdo de Santrich

Granda es el segundo líder de la desmovilizada guerrilla que capturaron tras firmar la paz.

Seuxis Hernández Solarte, conocido como «Jesús Santrich», lo detuvieron en 2018 con fines de extradición hacia Estados Unidos por cargos de narcotráfico que siempre negó.

En 2019 lo dejaron en libertad por orden de la Corte Suprema y luego se rearmó junto al ex número dos de las FARC, Iván Márquez.

Esto, alegando incumplimientos del presidente Iván Duque a lo acordado.

Según versiones no confirmadas por el gobierno colombiano, Santrich murió en mayo último en un enfrentamiento armado en Venezuela.

La detención de Rodrigo Granda se produce a poco más de un mes del quinto aniversario del histórico acuerdo que firmaron entonces los guerrilleros con el presidente Juan Manuel Santos, quien recibió el Nobel de Paz en 2016.

Durante su prolongada y fallida lucha por el poder, las FARC recurrieron al secuestro de personas con fines económicos y políticos.

Los altos mandos de las antiguas FARC los imputaron en enero por crímenes de lesa humanidad ocurridos entre 1990 y 2016, cuando secuestraron a 21.396 personas.

Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x