lunes, julio 26, 2021

ENCRUCIJADA DEL BANCO DE INGLATERRA ¿A quién le entrega el oro de Venezuela a Maduro o a Guaidó?

Corte Suprema británica examina desde este lunes quién tiene el control de millones de dólares en reservas de oro venezolano. ¿Maduro o Guaidó?

La Corte Suprema británica comenzó a estudiar el caso en medio de la disputa entre Maduro y Guaidó por las reservas de oro guardadas en el Bando de Inglaterra.

Tras más de un año de litigio el alto tribunal tratará de deteminar quién tiene el control de mil millones de dólares en reservas de oro venezolano.

Y es que el dilema es grande, El Reino Unido forma parte del medio centenar de países que consideran ilegítimo el segundo mandato de Maduro y Guidó está en interinidad.

Lea también: ¿GUAIDÓ O MADURO? Corte Suprema Británica decidirá quién se queda con el oro de Venezuela que está en Londres

¿Nicolás Maduro o Juan Guaidó?

Corte Suprema británica tendrá que decidir si legítimamente el oro venezolano puede entregarlo a Maduro a quien para ese país fue elegido en 2018 de manera fraudulenta.

O a Juan Guidó, a quien sigue reconociendo como mandatario interino en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional elegida en 2015.

Serán cinco magistrados del alto tribunal del Reino Unido quienes deberán determinar a quién entregar el oro venezolano.

Dado que «el gobierno británico ha reconocido al presidente interino Guaidó como jefe de Estado de Venezuela» con todos los efectos.

«Este caso es bastante inusual al plantear una cuestión sobre la pertenencia de sentencias extranjeras», subrayó el presidente de la corte, Robert Reed.

Reed se pronunció al término el lunes del primero de los cuatro días de vistas previstos.

Por ahora la decisión no se dará de manera inmediata pues el veredicto podrá tardar semanas o incluso meses.

Asimismo puede sentar precedente para otros bancos europeos que custodian reservas de Venezuela.

«Asunto interno de Venezuela»

Junto a la Corte Suprema participa también en el caso la cancillería británica representada por el abogado Sir James Eadie.

Eadie presentó por escrito en junio una confirmación de su reconocimiento.

En ella recalcaba que el ministro de Relaciones Exteriores, en nombre del gobierno, reconocía a Juan Guaidó.

«Confirma por la presente que el Reino Unido reconoció a Guaidó como presidente interino de Venezuela el 4 de febrero de 2019 y continúa reconociéndolo en esa capacidad».

También la misiva aseguraba que:

«A partir de esa fecha, el Reino Unido dejó de reconocer a Maduro como jefe de Estado venezolano, ya sea de hecho o de derecho», precisó.

Sin embargo para Nick Vineall, abogado de la administración chavista, esto no basta.

Para el jurista la cancillería «ha puesto repetidamente el foco en el derecho de Guaidó a representar a Venezuela en el plano internacional».

Y aseguró que este caso se refiere esencialmente «a asuntos internos de Venezuela y a nombramientos a nivel interno de un organismo venezolano», argumentó.

Por su parte el representante legal de la oposición Timothy Otty, aseguró que el «nombramiento presidencial» de una nueva junta del Banco de Venezuela es un «acto soberano».

Y confirmó que «un tribunal inglés debe respetar independientemente de su validez o legalidad en el derecho interno».

En este sentido «el contenido de la ley venezolana es irrelevante para una corte inglesa», subrayó su compañero Andrew Fulton. 

Instrucciones contradictorias

Por su parte el gobierno de Maduro, a través del Banco Central de Venezuela presidido por Calixto Ortega, intenta sin éxito desde octubre de 2018 recuperar 32 toneladas de oro de la reserva nacional.

Dinero valorado en mil millones de dólares, que tiene guardadas en las cámaras acorazadas del Banco de Inglaterra.

Pero Guaidó, reconocido en febrero de 2019 como presidente encargado por unos 50 países, nombró en julio de ese año su propia dirección ad hoc del banco central venezolano.

Una dirección que pidió a Londres no entregase los lingotes, asegurando que podrían servir para reprimir al pueblo o llenar los bolsillos de un régimen «cleptócrata».

Por su parte la administración Maduro invalidó los nombramientos y denunció un «descarado robo de piratería»

Y en mayo de 2020 querelló al Banco de Inglaterra asegurando necesitar el dinero para combatir la pandemia de COVID-19.

Esta institución, que custodia reservas de numerosos países, es un prestatario de servicios cuyo cliente es el Banco Central de Venezuela.

Pero dijo verse atrapada entre dos grupos rivales que le daban instrucciones contradictorias y pidió a la justicia que resolviese quién tiene su control.

Desde entonces, los tribunales ingleses han fallado dos veces, una a favor de cada uno de los «presidentes» rivales, por lo que ambos recurrieron a la Corte Suprema.

Con información de AFP

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓