domingo, septiembre 19, 2021

EN DETALLE el ataque de EE.UU. contra el Estado Islámico

Estados Unidos emitió respuesta luego del ataque terrorista que ocurrió el jueves que desencadenó un nuevo capítulo de tensión con Afganistán

Estados Unidos emitió un ataque en la noche del viernes con un drone al planificador del atentado que mató al menos a 170 personas, entre ellas 13 soldados norteamericanos.

El terrible desenlace ocurrió el jueves en el aeropuerto de Kabul, informaron portavoces militares norteamericanos.

El objetivo fue un cabecilla de la rama afgana del Estado Islámico, que reivindicó el atentado, publicó Infobae.

La operación tuvo como escenario la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, y según fuentes estadounidenses, el líder islamista habría muerto en el acto.

Lea también: VIDEO – NOTICIAS IMPACTO VENEZUELA – ¿Nueva guerra? EE.UU. ataca a ISIS-K tras atentados terroristas

“Las fuerzas militares estadounidenses llevaron a cabo una operación antiterrorista en el horizonte contra un planificador de ISIS-K”, dijo el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de Estados Unidos, en un comunicado.

Se refería al aliado del Estado Islámico en Afganistán, también conocido como Estado Islámico Khorasan, que se atribuyó la responsabilidad del ataque del jueves.

“El ataque aéreo no tripulado ocurrió en la provincia de Nangarhar de Afganistán”, dijo el capitán Urban.

“Los primeros indicios apuntan a que hemos abatido al planificador. No sabemos de víctimas civiles“, acotó.

Pentágono responde

El Pentágono informó este viernes que el aeropuerto de Kabul fue blanco del ataque de un suicida y no de dos, como inicialmente se había informado.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió venganza contra los autores del ataque.

Les aseguró que los perseguiría y les haría pagar por los atentados.

Estados Unidos seguirá con las evacuaciones en Kabul hasta el 31 de agosto a pesar de las amenazas

Evacuaciones de estadounidenses

Las fuerzas armadas estadounidenses, bajo mayor seguridad y amenazas de un nuevo ataque terrorista siguieron adelante con la evacuación desde el aeropuerto de Kabul el viernes.

Justo después de un ataque terrorista que dejó un dramático saldo mortal, que pusiera en jaque el desenlace de una posible guerra en Afganistán.

La Casa Blanca y el Pentágono advirtieron que podría haber un mayor derramamiento de sangre antes del martes.

La fecha límite impuesta por Joe Biden para poner fin al puente aéreo y retirar a las fuerzas estadounidenses.

Los próximos días “serán nuestro periodo más peligroso hasta la fecha” en la evacuación, declaró la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

El atentado del jueves fue uno de los ataques terroristas más letales en el país.

Estados Unidos dijo que fue el día más mortífero para las fuerzas estadounidenses en Afganistán desde 2011.

¿Qué pasó en el atentado terrorista?

El Pentágono dijo el viernes que sólo hubo un terrorista suicida -en la puerta del aeropuerto- y no dos, como informaron inicialmente los funcionarios estadounidenses.

Un funcionario estadounidense señaló que el atacante llevaba una carga explosiva más grande de lo habitual.

Llevaba cerca de 12 kilos, cargados de metralla, lo que explicaría el alto número de víctimas.

El funcionario estadounidense habló bajo condición de anonimato para discutir las evaluaciones preliminares del ataque.

Los funcionarios que dieron la cifra de muertos afganos no estaban autorizados a hablar con los medios de comunicación.

Ellos, también hablaron bajo condición de anonimato.

Víctimas del atentado

Entre las víctimas afganas se encontraba el fundador de una agencia de noticias.

Así como varios afganos empobrecidos que habían acudido al aeropuerto con la esperanza de conseguir una vida mejor.

Los detalles sobre los estadounidenses fallecidos —11 marines, un marinero de la Armada y un soldado del Ejército— también comenzaron a surgir, antes de que el Pentágono diera a conocer sus nombres.

Entre ellos se encontraba un joven marine de Wyoming cuya esposa espera un hijo suyo.

Funcionarios británicos dijeron que dos ciudadanos de su país y el hijo de otro británico también estaban entre los muertos cuando la bomba estalló en medio de la multitud.

Acción de los talibanes

A la mañana siguiente del atentado, los talibanes utilizaron una camioneta llena de combatientes y tres Humvees capturados para establecer una barrera a 500 metros del aeropuerto.

Mantuvieron a la multitud más alejada que antes de las puertas donde se encuentran las tropas estadounidenses.

Funcionarios militares estadounidenses dijeron que se cerraron algunas puertas y se aplicaron otras medidas de seguridad.

Aclararon que había restricciones más estrictas en los puestos de control de los talibanes y menos gente alrededor de las puertas.

Los militares dijeron que también habían pedido a los talibanes que cerraran ciertos caminos debido a la posibilidad de que hubiera terroristas suicidas en vehículos.

EE.UU. mantiene los vuelos

El Pentágono señaló que el aeropuerto ya contaba con defensas contra los ataques con cohetes.

De esta forma, aseguraron que Estados Unidos mantendría los vuelos tripulados y no tripulados sobre el aeropuerto para su vigilancia y protección.

Incluyendo el uso de aviones de ataque a tierra con armamento pesado AC-130.

Funcionarios estadounidenses dijeron que los evacuados con credenciales adecuadas seguían siendo autorizados a pasar por las puertas.

En el interior, unas 5.400 personas esperaban los vuelos de evacuación.

En Washington, los comandantes estadounidenses informaron a Biden sobre el desarrollo de planes para contraatacar al Estado Islámico y cumplir la promesa del presidente de perseguir a los atacantes y “hacerlos pagar”.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓