miércoles, junio 16, 2021

El túnel de la muerte: “Neomar Lander Libertador”

Neomar Lander se convirtió hace cuatro años en el muerto número 67 durante más de 70 días de protestas en el 2017 contra la administración de Nicolás Maduro

Su muerte causó conmoción entre los venezolanos pues fue la voz de muchos jóvenes con la frase que marcó toda una generación: “La lucha de pocos vale por el futuro de muchos”.

En sus 17 años jamás conoció un país en libertad, por eso su necesidad de manifestar el descontento de toda su generación. Neomar Lander era el héroe de su hermana menor. “Neo”, como le decían, era un joven alegre entre su familia. Se graduó de bachiller a los 16 años y al tiempo obtuvo el título de barman, él aspiraba a trabajar en ese oficio fuera del país.

Fue captado por el lente de varios fotógrafos en distintas oportunidades desde el 01 de abril entre las protestas antigubernamentales. Se había ganado la admiración de muchos por su valentía.

La desgracia tocó su puerta

Aquel 7 de junio hubo un muerto Neomar Lander. El joven menor de edad que se encontraba manifestando en la avenida Francisco de Miranda, en Chacao, una zona donde convergían todos los sectores democráticos que querían un cambio en el país. Entre gas lacrimógeno y heridos, solo bastó unos segundos para que Neomar, junto con otros jóvenes, estuvieran en primera fila, una guerra de piedras contra armas, detonaciones, disparos; ballenas y escopetas de perdigones por parte de militares y policías. La falta de ley, contra la sed de justicia y libertad de estos jóvenes fueron los protagonistas.

La brutal represión de los cuerpos de seguridad del Estado fue suficiente para apagarle la vida al número 67 de los caídos en la protesta de 2017.

5:00 pm. Imágenes desgarradoras de aquella tarde del 7 de junio desde un edificio cercano muestra como Neomar estaba tendido en la calle cubierto de sangre, luego de que testigos en el lugar ofrecieran su versión sobre el impacto en el pecho de una bomba «lacrimógena». También hablan de la explosión de un “mortero”. Fue trasladado a la Clínica Ávila, pero llegó sin signos vitales.

Esa tarde las lágrimas de miles de venezolanos cayeron, fue un dolor colectivo. Las redes sociales solo hablaban de Neomar Lander. Era una tristeza de país. Él, hasta ese día desconocido por muchos y después de fallecido, estaba en el corazón de todos, ese jovencito que solo quería la libertad de su patria.

Foto cortesía

Cuatro años más tarde

Así se despidió, con las botas puestas, dando la batalla contra la administración que ha reprimido a estudiantes y perseguido a todo aquel que se opone a ciertos ideales: “Yo solo tengo 17 años, yo no estoy estudiando ahorita porque yo sinceramente me voy del país por cuestión de mi futuro, pero yo realmente no me quiero ir de Venezuela, este es mi país, yo nací aquí y estoy luchando por el”.

Dayana Krays
@dayanakrays

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓