miércoles, agosto 10, 2022
EspecialesOpiniónEl Srilankazo
Andrés Villota Gómez
Andrés Villota Gómez
@AndresVillotaGo

El Srilankazo
E

La economía de Sri Lanka ha “colapsado por completo” dijo el Primer Ministro, Ranil Wickremesinghe, por culpa de la escasez de combustible, electricidad y alimentos. Se quedaron sin reservas de divisas y no hay dólares americanos para pagar las importaciones de alimentos, medicinas y combustible. Sri Lanka cayó en default de su deuda externa lo que cerró el acceso a los mercados mundiales de deuda soberana que sepultó el destino económico de la isla.

Renunció el Primer Ministro Wickremesinghe y el presidente Gotabaya Rajapaksa, salió huyendo del país en un barco que abordó arrastrando su pesada maleta en compañía de su familia, justo antes de que la turba enardecida ingresara al palacio de gobierno. Varios países, desafortunadamente, van a seguir el mismo camino de Sri Lanka en lo económico y en lo político.

La economía de Alemania presenta déficit en su Balanza Comercial por primera vez desde 1991 y los sindicatos alemanes advirtieron que la economía de su país va a colapsar. El Canciller alemán, Olaf Scholz, le dijo a CBS News, que está de acuerdo con un mundo multipolar, lo que algunos analistas han interpretado como que, Alemania, se quiere unir a los BRICS.

El Primer Ministro italiano, Mario Draghi, salió corriendo de la Cumbre de la OTAN que se realizaba en Madrid, España, y regresó a Roma para asistir de urgencia a una reunión del Consejo de Ministros sobre medidas económicas y para analizar medidas para solucionar el alza imparable de los precios de la energía. Los agricultores italianos protagonizan un gran estallido social, igual al que está pasando en los Países Bajos y en Polonia.

La economía española tiene todos los síntomas para derrumbarse antes que finalice el año y el gobierno comunista de Pedro Sánchez podría caer en el corto plazo pues se da por descontado que se van a adelantar las elecciones. A Sánchez, lo van a tumbar por culpa del alto costo de la energía, los cortes de luz y de gas, una gran crisis migratoria y graves acusaciones por corrupción de su Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Una gran huelga general está siendo convocada para los próximos días. Pedro Sánchez va a caer.

En el Reino Unido, Boris Johnson renunció a su cargo en medio de una crisis económica en ciernes y es acusado por el jefe ejecutivo de Chechenia, Ramzan Kadyrov, de haberse apropiado de un monto considerable de recursos públicos británicos que fueron desviados a las cuentas personales de Johnson. «El plan para sacar dinero y apoderarse del dinero de los contribuyentes británicos se llevó a cabo a través de Ucrania, el canal de fraude más conveniente en la actualidad», dijo Kadyrov en su cuenta de Telegram.

La economía de Argentina, inmensamente rica hace un siglo, se hunde en el fango de la híper inflación, de la híper devaluación y de la ineptitud de un gobierno comunista que, para solucionar semejante tragedia, nombró de Ministra de Hacienda a una burócrata de segunda categoría que se llama Silvina Batakis, una ultra marxista que sabe de todo menos de economía y del comportamiento de los mercados. Al frente de la Casa Rosada, se congregó una multitud que gritaba “Argentina sin Cristina”. La caída de Alberto Fernández es un hecho.

En Colombia, Gustavo Petro, sin posesionarse aún, está destrozando a la economía colombiana por culpa de las expectativas negativas creadas por su gabinete geriátrico. El Ministro de Hacienda ya advirtió que no va a bajar los impuestos y que, por el contrario, los va a aumentar para poder repartir la plata entre todos los que pusieron a Gustavo Petro, su patrón, en el Palacio de Nariño. Y la Ministra de Agricultura, anunció los planes de expropiación de la tierra para ser repartida entre la guerrillerada de las FARC. Gustavo Petro, sin duda, va a hacer todo lo que hizo colapsar a la economía de Sri Lanka.

Estados Unidos entró en recesión y las voces que le piden la renuncia a Joe Biden por haber causado semejante catástrofe económica y social, llegan desde su propio partido Demócrata y desde sus otrora fieles mecenas como Jeff Bezos y Elon Musk, aunque Karine Jean-Pierre, la jefe de prensa de la Casa Blanca, afirma que, históricamente, es el mejor momento de la economía estadounidense.

La crisis económica y los rumores sobre la posible des certificación de la elección presidencial estadounidense del año 2020 por parte de la Corte Suprema de Justicia que, desde hace varios meses, había aceptado conocer miles de pruebas del fraude electoral a gran escala, llegadas desde los 50 Estados de la unión, más los escándalos por corrupción, narcotráfico, trata de blancas, pedofilia y tráfico de influencias de Hunter Biden, el hijo de Joe Biden, podría llevar a la caída del presidente de los Estados Unidos en las próximas semanas.

Las restricciones a las libertades económicas, impuestas durante la pandemia, llevaron al capitalismo a entrar en un profundo coma inducido, aumentado a escala global con las sanciones y las restricciones al libre comercio impuestas por la Crisis de Ucrania que mostró la magnitud de la tragedia social que crea el Estado con su intervención irracional. La sociedad le cobra a sus gobernantes por haberla llevado al abismo de la miseria.

La debacle de la economía mundial es un hecho. La caída de los Estados Unidos de Joe Biden y de la Unión Europea de Ursula von der Leyen, y con esa debacle, la caída de todo el Orden Mundial surgido tras la Segunda Guerra Mundial.

Frente a la caída de los dos centros de poder político y económico (Estados Unidos y la Unión Europea), emergen los países miembros de los BRICS como un atomizado nuevo centro del poder mundial. Aclaro que los BRICS no son una oenegé, sino una gran alianza de países que buscan el libre comercio, la libertad económica, el fortalecimiento de sus economías nacionales y, en general, buscan desmontar para siempre las imposiciones de las oenegés que crean inequidad, exclusión, pobreza e injusticia social porque en el modelo que promueven, solo se enriquecen ellas con lo que le quitan a toda la población.

Bloomberg, alerta sobre una “cascada” de impagos de la deuda pública en el corto plazo que empezó con el default de Sri Lanka y Líbano. Hace una lista en la que incluye a Argentina y El Salvador como los siguientes países que van a dejar de pagar. Al igual que menciona a Ghana, Egipto, Túnez y Pakistán.

Las economías nacionales no se pueden seguir financiando emitiendo billetes sin respaldo y endeudándose en los mercados de deuda pública sin tener los ingresos futuros para poder pagar, solo para favorecer a una élite de burócratas que han sido los culpables de la catástrofe económica actual.

Un siglo hablando de pobreza y miseria a pesar de que, supuestamente, los Estados se endeudan y emiten billetes para luchar contra la pobreza. Algo deben de estar haciendo mal o la plata se la roba la élite de los burócratas o regalar plata con subsidios no soluciona el problema de la pobreza..

La coyuntura actual exige retomar y aplicar las teorías económicas de Adam Smith, la Escuela Austriaca y de los Neoliberales Niños de Chicago (Chicago Boys). La Economía Convencional (Mainstream Economics) es la única opción. Los libros de Marx y Keynes están siendo enviados a los anaqueles de la sección de historia económica de las bibliotecas.

Las sanciones comerciales impuestas a Rusia por los Estados Unidos y la Unión Europea, terminaron por afectar a los países que las impusieron. Mientras que Rusia ha sido la gran beneficiada con el alza de los precios de las materias primas que produce. Si no existieran esas restricciones a las libertades económicas, impuestas a Rusia, el libre mercado no estaría presentando fallas.

Rusia está exigiendo a sus socios comerciales que le pague, los cereales que les vende, en rublos. Turquía ya lo aceptó y firmó un contrato por varios años. Ese aumento en la demanda del rublo, hace que se aprecie la moneda. Frente al dólar, por ejemplo, el rublo se ha revaluado un 95,84% en el periodo comprendido entre el 10 de marzo del 2022 que se pagaba $135,80 rublos por un dólar y el 29 de junio del 2022 que se pagaba, solamente, $51,85 rublos por un dólar. El rublo debería reemplazar al dólar y al euro como moneda de reserva de valor.

La crisis energética es una coincidencia en todas las crisis económicas actuales. Así como la crisis del petróleo de 1973 determinó el final de la convertibilidad del dólar americano en oro, y fue el inicio del gasto público irracional y desbordado que hizo subir la inflación y devaluar las monedas nacionales, la crisis actual, debe ser el momento para revertir esa situación, dejando de hacer todo lo que llevó al mundo a esta situación calamitosa. Los BRICS nos están mostrando todo lo que se debe hacer para salir de la crisis.

LO + VISTO

0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x