domingo, julio 3, 2022
EspecialesOpiniónEl emprendimiento en la maternidad comienza con una ilusión
Alejandra Yanez
Alejandra Yanez
Periodista. Family Coach.

El emprendimiento en la maternidad comienza con una ilusión
E

La maternidad y el emprendimiento son dos escenarios que permiten el despertar de muchas habilidades dormidas que se activan para darle forma a una ilusión, que la sustentan muchas razones. Una de ellas es la negativa emocional de separarse de los hijos, sobre todo cuando están recién nacidos. Cuando esa ilusión empieza a enviar mensajes, las madres comienzan a empoderarse para esculpir esa idea. Algunas buscan mentores, otras se dejan llevar por su instinto, buscan información o recomendaciones de amigas emprendedoras.

Sincronizar ambos roles en tiempo real es posible cuando se diseña un plan estratégico que comienza con la gerencia del tiempo. Concienciar el porqué principal para emprender; podría estar apuntando a la estadía exclusiva con los hijos y generar ingresos para el hogar.

Los porqués de cada emprendimiento se convierten en el impulso diario, que evita que las caídas neutralicen el Plan. Emprender es como un proceso de gestación, cada mes crece, demanda aún más y requiere mucha atención e inversión(tiempo y dinero). La maternidad es el comienzo de una etapa de la mujer, que nunca acaba, por ende merece un proceso de transformación continua, que le permitirá  emprender con visión empresarial. 

El emprendimiento siempre ha existido, la diferencia con la actual generación, es la forma de difundirlo, promocionarlo y sobre todo concienciar que la educación debe ser continua.

Sugerencia a las madres emprendedoras:

El emprendimiento debe estar conectado con sus valores.

Descubrir las razones de esa ilusión.

Identificar los detonantes que te impiden trabajar con tus hijos.

Gerenciar el tiempo a través de un plan de trabajo.

Conocer su nicho.

Alimentar el espíritu de servicio.

Visualizar en grande.

Tener fe.

Autorregulación emocional.

Ser enseñables.

Identificar roles para cada escenario.

Delimitar un espacio solo para trabajar en tu emprendimiento.

Construir una red de apoyo.

Hablar con los hijos(según su edad) y explicarles el nuevo trabajo de mamá y tratar de involucrarlos en tareas más sencillas. Que se sientan copartícipes del proyecto. Esta iniciativa genera mucha paz en el hogar.

Liderar el hogar y el emprendimiento al mismo tiempo.

Ser madre y emprendedora es una decisión de vida. Ambos roles exigen demandas y un alto compromiso. La calidad de tiempo es clave para atender sus demandas, y sobre todo el amor incondicional de ambos roles.

Alejandra Yanez Mata

Periodista/Family Coach

LO + VISTO

0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x