martes, septiembre 28, 2021

DRAMÁTICO TESTIMONIO de una madre: “Las enfermedades renales son una bomba de tiempo”

Miyeilis Flores
Comunicadora Social egresada de la Universidad Central de Venezuela

Madres desesperadas ya no saben con quién hablar o qué hacer para llamar la atención de las autoridades, ya que este año han muerto 15 niños y adolescentes en el J.M de Los Ríos esperando un trasplante. Tres de ellos en los últimos 12 días

Con el propósito de denunciar las precarias condiciones en las que se encuentra el hospital J.M. de los Ríos un grupo de madres de pacientes de enfermos renales realizaron una protesta este martes.

Falta de agua, deterioro de la infraestructura, equipos dañados y ausencia de algunos especialistas fueron solo algunas de las calamidades que atraviesa el centro de salud.

En declaraciones a Impacto Venezuela, Gabriela Urbina madre de Wuinder Rangel, paciente que falleció hace 8 días alzó su voz por todas las mujeres que tienen a sus hijos en el hospital.

Urbina señala que vivió prácticamente cinco años en el hospital que dio fe que cada director “es peor que otra”.

Denunció que “todo se compra” porque en el hospital no hay nada.

Este año han muerto 15 niños y adolescentes en el centro de salud esperando un trasplante. Tres de ellos en los últimos 12 días.

Invitó tanto a funcionarios de la Administración de Maduro como a voceros dela oposición a que haga un recorrido por las instalaciones del hospital, y constaten las condiciones en las cuales se encuentra.

Lea también:VIDEO – NOTICIAS IMPACTO VENEZUELA – LA PROTESTA de las madres de niños del J.M de Los Ríos en embajada de México

¡Que vengan a ver!

Vicky Fernández, otra madre que perdió a su hijo, que esperaba trasplante, rechazó las versiones según las cuales el hospital si funciona.

Denunció a la directora del  hospital, Mercedes Valera, por el mal funcionamiento y denunció la falta de empatía para con los pacientes y familiares.

“A los niños le dan arroz blanco o frijoles chinos”, mientras que las mejores comidas se la dan a la directiva.

“Las enfermedades renales son una bomba de tiempo. Hoy están bien, mañana no sabemos”, exclamó con dolor.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓