lunes, diciembre 6, 2021

¡DIRECTO AL MATADERO! Elecciones del #21Nov: el mega examen de unidad para la oposición

Miyeilis Flores
Comunicadora Social egresada de la Universidad Central de Venezuela

La unidad ni se divisa. Las maquinarias engrasadas, las estrategias trazadas y la tan anhelada unidad; para lograr mayor notoriedad en el escenario político de Venezuela, no se logró en esta oportunidad por parte de la oposición

Este proceso electoral demostró una falta de confianza por parte del electorado no solo hacia los candidatos sino a las instituciones, sumado a la falta de unidad. Según los analistas esto trajo como consecuencias que las expectativas  de los electores no sean muy altas.

Impacto Venezuela consultó la opinión de expertos investigadores en materia de comunicación política, análisis del discurso y manejo de consultarías a fin de darle una lectura a este proceso electoral  con una visión de quien maneja elementos de la opinión pública.

Para Alfredo Rojas, profesor y analista político, especialista e investigador en comunicación política en la Universidad Complutense de Madrid, en este proceso electoral. “Las expectativas son más bien bajas”.

“La primera razón de esto es porque la mayoría de  los venezolanos no espera que estas elecciones puedan solucionar los problemas que más le afectan, como el alto costo de la vida y la  crisis económica, los servidos públicos, tanto agua como electricidad y basura, por ejemplo. Estas preocupaciones personales y familiares dejan muy poca posibilidad de prestar atención a la política”, explica.

Sin esperanzas de cambios

Alfredo Rojas, analista político, especialista en la investigación y profesor de en comunicación política en la Universidad Complutense de Madrid . Foto: Cortesía

Además agrega que “también la percepción de imposibilidad de un cambio sigue siendo muy fuerte.  Una segunda cuestión es que la confianza en las instituciones, y particularmente en el Consejo Nacional Electoral, es tan poca como en los líderes políticos, tanto de gobierno como de oposición, lo que incrementa muchísimo los costos de movilización para los venezolanos”.

Dentro de los desafíos le esperan a la oposición, el día después de las elecciones sostiene queseguirá siendo el mismo que antes de las elecciones: unidad”.

Pero no todo está perdido a juicio de Rojas: “La diferencia es que luego del proceso electoral se abriría la posibilidad de un liderazgo de oposición más colectivo, horizontal; siempre y cuando logren hacerse con algunas gobernaciones de peso demográfico y económico. Sería además un liderazgo más próximo a la gente y a sus problemas, sobre todo por los gobiernos locales. La unidad de la oposición, y su liderazgo, tendría la oportunidad de recomponerse”.

La tarea para la oposición principalmente por “lograr movilizar a sus partidarios y ganar en sus regiones y municipios, que es el desafío previo a cualquier reorganización de la oposición”.

Photo by Luis ROBAYO / AFP

Otro de los grandes desafíos para la oposición que resulte ganadora será que “los candidatos de la oposición supongo que tienen en cuenta que la configuración del Poder Nacional será la misma el 22 de noviembre; y que las dificultades que eso implica para que puedan gobernar si llegan a ganar serán las mismas o peores. Esto considerando que los recursos asignados centralmente son cada vez más limitados y la crisis económica es generalizada, por lo que también afecta la gestión pública”.

Lea También: VENTAJISMO DEL PSUV Y OPOSICIÓN DIVIDIDA: ingredientes que sazonan los comicios del 21N

La gran tarea, la gran lección y la tarea pendiente: la unidad

La falta de unidad dentro de la oposición ha sido su principal verdugo, en este sentido Rojas afirma que “No parece posible que recupere su capacidad de convencimiento; y movilización sin que resuelva el requisito mínimo de la unidad”.

“ Lo peor de esta circunstancia es que no se ve ninguna iniciativa, ningún esfuerzo, ni siquiera un gesto en este sentido. Es como que supieran que hay que hacerlo pero no saben ni cómo ni cuándo”, agrega.

Oportunidad para ganar espacios

Marco Hernández López . Foto: cortesía

Para el analista político y director de Hercon, Marco Hernández López: “Las elecciones regionales y municipales son una oportunidad para ganar espacios e incluso para comenzar a configurar un ajedrez político apuntando el 2022 año del referéndum revocatorio presidencial”.

“El evento electoral del próximo 21noviembre es una rendija que busca encender una llama de esperanza en el pueblo venezolano, los milagros de afuera no existen… es decir, en política todo puede pasar, ¡Todo puede ocurrir en función del cambio!”.

Al hacer el análisis del comportamiento de los electores indica: “la oposición les toca tener paciencia y tolerancia, seguro será interpelada por sus posiciones y posturas contradictorias”.

De acuerdo a los análisis que hace la firma de consultores en sus trabajos de campo y de las muestra los venezolanos aspiran nuevos actores a partir de 2022.

El día después de las elecciones

Para Hernández “los recursos siempre serán un problema para los mandatarios regionales y municipales. Sin embargo, esta sobre entendido donde pueda la revolución impondrán esta figura de protectorado, es una figura que revela que el gobierno de Maduro no sabe perder. Además maneja toda una concepción de poder muy centralista”.

Sin unidad la oposición pierde el juego

“Unidad es la palabra mágica que tuvo que manejar la oposición en su momento para lograr los objetivos y no se pudo lograr, se impuso la estrategia del gobierno: “Divide y vencerás”. Es decir, el gobierno seguirá gobernando en minoría gracia a la ausencia de unidad”.

– ¿Cómo llega la oposición?

Con las elecciones regionales a la vuelta de la esquina, la oposición venezolana se enfrenta a múltiples fracturas. Ha sido incapaz de mostrar en público una imagen de unidad y multiplica sus disputas. A estas alturas del proceso para las elecciones del 21 de noviembre, tiene el desafío de convencer a la ciudadanía que quiere un cambio de que el voto sirve para derrotar al chavismo.
Las disputas de la oposición pueden marcaron el camino hacia el 21N. Foto cortesía

Oswaldo Ramírez, director de la firma ORC, consultado por AFP considera que el poder de Maduro no está en riesgo. El chavismo gobernante debe ganar la gran mayoría de los cargos.Mientras que de la oposición observó debilidades.

Dividida y frágil. La llamada «presidencia interina» del líder opositor Juan Guaidó -reconocida por medio centenar de países- ha «perdido legitimidad» y quedó «obsoleta», reconocieron fuentes opositoras bajo reserva.

Aunque no ha llamado a la abstención, Guaidó no va a votar; lo que refleja las divisiones opositoras en vísperas de un 2022 en el que podría intentarse contra Maduro un referendo revocatorio, figura que permite acabar un mandato en mitad de su vigencia. Una iniciativa similar fue bloqueada en 2016.

Las presidenciales corresponden en 2024.

Las regionales eran un ensayo perfecto para reavivar la movilización el próximo año. «El 2024 comienza el 1 de enero de 2022», observó un dirigente.

Sin embargo, con dificultades para unificar candidaturas y partidarios desmotivados, la derrota es inminente.

«Si te mantienes en las peleas y en las facturas, ese es el cielo para Maduro. El resultado de la elección va a ser una consolidación de su poder», estimó el director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León.

«Si la oposición es inteligente» y lo asume como «una razón para revalidarse (…), puede ser una excelente oportunidad de cambio hacia el futuro», agregó.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓