martes, julio 27, 2021

DÍA DEL NIÑO EN VENEZUELA entre violencia, pandemia y desnutrición

Este domingo 18 de julio se celebra el Día del Niño y en Venezuela, sumida en la crisis más fuerte en su historia contemporánea, los padres intentan hacerles el día menos complicado a los pequeños. Sin embargo, la realidad del 80 % de los menores en pobreza extrema, golpea, más cuando las cifras de desnutrición son tan altas, el acceso a la educación está vulnerado y la violencia es el pan nuestro de cada día  

Nadie en Venezuela sale ileso de la crisis económica, política y social que atraviesa el país. Hoy que se conmemora el Día del Niño, son ellos las víctimas más afectada la tragedia humanitaria, agravada con la pandemia de la COVID-19.

En un reportaje realizado por El Carabobeño, los niños que pertenecen a esa mayoría equivalente al 80 % de la población que está en pobreza extrema, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2019-2020, son quienes están enfrentándose -indefensos- a la peor parte.

Privación de una alimentación adecuada en cantidad y calidad, dificultades para acceder a la educación y el trabajo precoz, con todos los riesgos que conlleva la sobrevivencia en las calles, son algunos de los elementos a los que se enfrenta la infancia en este país.

“Esas privaciones generan un impacto directo en el desarrollo físico, psicológico y emocional de los niños”, advirtió Fernando Pereira, fundador de Cecodap.

Lea también: NO ENCONTRARON AL KOKI: operativo en Petare deja 33 detenidos y nueve delincuentes presuntamente abatidos

 “No es un tiempo fácil para ser niños en Venezuela, porque son muchas las adversidades y situaciones que tienen un impacto importante en sus vidas”, agregó.

Educación derecho vulnerado

Considera que uno de los derechos más vulnerado y deteriorado ha sido el de la educación, esto desde la suspensión de clases por el coronavirus.

“Que las aulas, en un país como Venezuela, lleven más de año y medio cerradas, tiene un impacto importante en la mayoría de los niños, ya que a muchos se les dificulta mantener el vínculo educativo debido a falta de acceso a internet y dispositivos tecnológicos adecuados por parte de estudiantes y profesores ”, aseguró.

Estimaciones de la Unión Nacional de Empresarios para la Tecnología en Educación (Unete) apuntan que alrededor de un millón 700 mil niños y adolescentes están fuera del sistema escolar.

Según datos del mismo gremio, durante los últimos dos años aproximadamente 32 mil se han visto forzados a trabajar en las calles debido a la crisis generalizada.

Incluso para los niños que tienen acceso a internet, tecnología y una educación de calidad, completar los últimos dos años escolares desde la casa fue todo un reto.

Salud mental afectada

La salud mental de los niños también se ha visto afectada. Explica el también profesor Pereira que los menores tienen una “gran necesidad de socializar con sus pares” y la pandemia les “ha privado de espacios” para hacerlo.

“Pasaron de acudir todos los días a lugares estimulantes y hasta de recreación, como las escuelas, a estar en sus casas”.

En un informe de Cecodap sobre la salud mental de los niños durante la pandemia, revela que en el primer trimestre de 2021, al menos 49 % de los casos de niños y adolescentes atendidos por el SAP presentó alteraciones del estado de ánimo.

“De ese grupo, el 25,93 % reportó riesgo suicida. En un año esto ha significado un aumento de 27%, que para Cecodap es consecuencia de la inexistencia de una política pública en materia de salud mental de niños, niñas y adolescentes”.

Violencia infantil

El aislamiento de los niños ha contribuido a que no se puedan detectar los casos de violencia, así lo asegura el vocero de Cecodap.

Esto genera que “aumenten  las situaciones de violencia, maltrato infantil, abuso sexual, entre otros”.

“En mayo, el 12 % del total de pacientes atendidos en el SAP dijo haber sufrido alguna forma de violencia: sexual, 34 % de los casos; acoso escolar, 25 %; intrafamiliar, 19 %; de género, 19 %; y violaciones de derechos humanos, 3 %”.

Los enfrentamientos también afectaron

Hay otro tipo de violencia que este año ha acabado con la vida de niños y adolescentes: la de las megabandas armadas, como la de alías “el Koki”, que operan al oeste de Caracas.

Entre enero y julio han sido asesinados siete menores de edad en diferentes enfrentamientos entre los grupos delictivos y los cuerpos de seguridad del Estado.

El último fue Alberth López, de 11 años, quien el 8 de julio fue alcanzado por una bala pérdida en la cabeza.

Desnutrición disparada

La pandemia también disparó los niveles de desnutrición infantil. Así lo constató Cáritas de Venezuela entre abril y julio del año pasado, cuando registraron un incremento de 73 % en la cifra de menores de cinco años con desnutrición aguda, atendidos en 13 estados del país.

Asimismo, reportó que el 34 % de los niños evaluados tenía algún grado de desnutrición o estaba en riesgo de tenerla y que el 49 % de los casos detectados correspondía a menores de dos años.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓