lunes, julio 4, 2022

¡UNA VENTANA AL PASADO! Descubren en Brasil un bosque de 290 millones de años

El bosque de Paraná fue hallado a finales de 2018, cuando se abrió en la zona una ruta para dar acceso a una planta industrial

Un equipo de investigadores descubrió un bosque fosilizado en posición vertical de una antigüedad estimada en 290 millones de años en el sur de Brasil, considerado una «ventana al pasado» para el estudio de la evolución de las plantas.

El hallazgo de este conjunto de 164 troncos de licófitas (sin frutos, flores ni semillas) de una variedad extinguida es «el más importante en el hemisferio sur», por cantidad y calidad de la preservación, explicó Thammy Mottin.

Mottin es geóloga y doctorada de la Universidad Federal de Paraná, y fue quien lideró la investigación con colaboradores de la Universidad Federal de Río Grande do Sul y la Universidad de California.

El descubrimiento retrata formas de vida de hace 290 millones de años.
El descubrimiento retrata formas de vida de hace 290 millones de años. Foto: AFP

«Con una edad estimada en 290 millones de años, estas plantas representan formas muy primitivas en la historia de la Tierra», destacó Mottin.

 La investigadora estudia el periodo posglaciar, en el cual el clima se volvió más cálido y propicio al surgimiento de bosques densos como este.

Lea también: ¿LA TIERRA PUEDE SER DESTRUIDA? 5 teorías acerca de la llegada del «fin del mundo»

Descubrimiento en Paraná

Un hombre toca un fósil encontrado dentro de las rocas de un bosque con 165 árboles en Ortigueira, estado de Paraná, sur de Brasil
Un hombre toca un fósil encontrado dentro de las rocas de un bosque con 165 árboles en Ortigueira, estado de Paraná, sur de Brasil. Foto. AFP

El descubrimiento en el municipio de Ortigueira, en el estado de Paraná, da «acceso al modo como las primeras plantas colonizaban el ambiente, cómo se distribuían en el espacio (…) y la interacción con el entorno», entre otros puntos, evaluó.

Hubo apenas otros dos hallazgos similares en el hemisferio sur, pero de menores dimensiones, en el estado brasileño de Río Grande do Sul (sur) y en la Patagonia argentina.

El bosque de Paraná fue hallado a finales de 2018, cuando se abrió en la zona una ruta para dar acceso a una planta industrial. Los geólogos fueron allí para estudiar las rocas expuestas, pero, para su sorpresa, se toparon con un bosque fosilizado.

Entonces, comenzó una larga investigación, publicada en febrero en la revista científica «Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology», del grupo holandés Elsevier, y difundida recientemente por la prensa brasileña. 

Bosques sedimentados

Con las raíces todavía fijadas en el sustrato en ese momento, los árboles conservan su posición vertical, lo cual es raro.
Con las raíces todavía fijadas en el sustrato en ese momento, los árboles conservan su posición vertical, lo cual es raro. Foto: AFP

La peculiar preservación de este bosque fue posible gracias a que los árboles «fueron soterrados rápidamente cuando estaban vivos, y fueron cubiertos progresivamente por sedimentos, hasta que murieron por asfixia», explicó Mottin.

El evento que «prácticamente congeló ese bosque de la forma que era» fue una gran crecida de un río en cuyas márgenes se encontraban los árboles, determinaron los investigadores.

Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x