lunes, septiembre 20, 2021

DEPRIMIDA POR LA AUSENCIA DE SU MADRE: niña de 11 años se quita la vida en Yaracuy

La niña de 11 años era buena estudiante, no tenía problemas con nadie y ni siquiera teléfono con acceso a Internet. Estaba a cargo de su abuela en Yaritagua, estado Yaracuy. Su madre partió hace siete meses a Colombia en busca de empleo para darles calidad de vida a sus hijos. La niña no soportó la ausencia y esto ocurrió…

Una niña de 11 años llegó a su habitación. En el techo había una argolla de las que se usa para guindar hamacas. Trajo una soga, la amarró y luego la pasó por su cuello. Se quitó la vida.

Su tía, al notar la ausencia, se fue a la habitación y se encontró la escena dantesca de la niña guindada a la soga. Trató de darle primeros auxilios y luego la trasladó a un Hospital.

Esta tragedia familiar ocurrió a las 2:00 de la tarde del jueves 9 de septiembre en Yaritagua, estado Yaracuy.

Lea también: SE ENTREGÓ EL ABERRADO que asesinó a su hija con quien tuvo una relación incestuosa

La tía de la menor, desesperada, llegó con ella en brazos a un centro de salud, de allí los médicos la refirieron al Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga.

El equipo de médicos hizo todo lo que pudo a su alcance, pero la menor no aguantó y falleció a las 9:00 de la noche del viernes.

La madre de la menor, Yessica Rivas, no se encontraba en Venezuela.

Estaba en Barrancas, departamento de la Guajira, en Colombia.

«Mi hija era la mejor estudiante, ella era muy buena, sociable con sus amiguitos, no se la pasaba metida en internet y ni celular tenía, nunca nos dimos cuenta que estaba deprimida», dijo la madre de la menor.

Depresión

Según La Prensa de Lara, la menor estaba deprimida porque sus padres se fueron a Colombia, como muchos venezolanos, en busca de un mejor futuro para sus hijos.

La crisis en Venezuela ha generado que miles de familias migren a otros países y dejen a sus hijos con familiares.

La menor y dos hermanos estaban a cargo de su abuela en Yaritagua, esto desde hace siete meses que su madre partió para trabajar en Barrancas, Colombia.

«No la pude ver viva, ella me pidió un celular y yo se lo traía, pero murió una hora antes que yo llegara a Barquisimeto», expresó.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓