lunes, mayo 16, 2022

Del “aquí huele a azufre” a “vamos a salvar la democracia” ¿Qué diferencia a Juan Guaidó de Hugo Chávez?

Juan Guaidó asistió a la cumbre por la democracia en línea, como medida de seguridad por la pandemia

Hace 15 años, exactamente en septiembre del 2006, Hugo Chávez, asistió a una sesión de la ONU y dijo: «aquí huele a azufre». Lo hizo en referencia a que antes que él había hablado el entonces presidente de Estados Unidos, George Bush. Estas palabras causaron centimetraje en la prensa de la época, pero no trajeron beneficios para el país.

Este jueves, Juan Guaidó, invitado a la «Cumbre por la democracia», por el propio Joe Biden, invitó a los asistentes a «unirse para salvar la democracia». La invitación de Guaidó se produce en momentos en que la credibilidad de la oposición, según los analistas, está en su peor momento. Todo, producto de la decepción, promesas incumplidas y su desconexión de los problemas de la gente.

Cinco acciones

En la cumbre, Guaidó propuso «cinco acciones aún más concretas para la defensa de la democracia».

“Construir un frente unificado, con enfoque multilateral, que haga responsables a los autoritarios por los crímenes cometidos. Crear mecanismos para proteger a las fuerzas democráticas y a los activistas de derechos humanos que mantienen la lucha en el terreno. Priorizar la rendición de cuentas, la justicia y la reconciliación, para construir paz duradera», expresó.

«En el caso específico de Venezuela, es necesario comprometerse con una solución política inclusiva y negociada». La misma debe brindar «un espacio genuino para todos los sectores de la sociedad». A lo que se suma el apoyo «a los estados receptores de refugiados y migrantes».

Dijo que para ejecutar tales acciones es “fundamental, no solo una estrecha cooperación del mundo democrático en la toma de medidas conjuntas. También la unificación estratégica y respaldo a los líderes de los movimientos de resistencia en países con regímenes autoritarios».

La participación de Guaidó en el evento se hizo en línea, como medida de prevención ante la pandemia de la COVID-19.

Destacó que la invitación a tan importante reunión de líderes del mundo libre y democrático es un “honor”.

“Agradezco al presidente Biden por la invitación, y sobre todo por el reconocimiento a la lucha de mi país: Venezuela», dijo.

«Seguimos resistiendo por la libertad, enfrentando una de las dictaduras más terribles de la historia, que ha causado la segunda crisis migratoria más grande del mundo», agregó.

A Guaidó lo acompañó una delegación integrada por Carlos Vecchio, Berta Valle, Soley Zambrano, Isadora Zubillaga y Rosa María Payá. Además, estuvieron, Waleska Pérez León, Carlos A. Paparoni, Ana Rosario Contreras, Delsa Solórzano y Miguel Pizarro.

Lea también: ¿Y LOS PROBLEMAS DE LA GENTE PARA CUÁNDO? Guaidó vuelve a pedir «unidad» para «salir de Maduro»

Tiene defensores

Guaidó destacó en su mensaje que “la democracia tiene quien la defienda”. Sin embargo, dijo que es necesario hacer lo propio para ello.

“Algunos piensan que los bad guys están ganando, pero yo creo que es exactamente lo contrario. Cuando vemos aquí reunidos líderes de todo el mundo dispuestos a unir esfuerzos para fortalecer la democracia, el mensaje se escucha más fuerte. La democracia tiene quién la defienda, no obstante debemos hacer lo propio, y más allá de una declaración, es hora de tomar acciones aún más concretas”, expresó.

Reiteró que la única garantía para evitar el auge de regímenes autoritarios que atenten contra la vida de la gente, es precisamente la defensa y fortalecimiento de la democracia.

Denunció que en Venezuela vulneraron la democracia. Como ejemplo citó que “la dictadura condenó a 76% de los venezolanos a vivir en pobreza extrema. Secuestró las instituciones y acabó con el Estado de derecho. Persigue, encarcela y tortura a la disidencia. Por esto hoy es el primer régimen de Latinoamérica investigado por la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad”.

“Venezuela funciona como puerto seguro para el narcotráfico, grupos irregulares armados, y para países totalitarios, que se han beneficiado al ofrecer apoyo político y financiero a la dictadura, a cambio de activos lucrativos de la nación y posicionamiento geopolítico”, enfatizó.

Finalmente, alertó sobre la urgencia de las acciones e insistió en que es imprescindible entender que “luchar por la Democracia no será una carrera rápida. Es un maratón que tendrá obstáculos, y que muchos dirán que es imposible, pero jamás perderemos la fe y la convicción de que podemos lograrlo».

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓