viernes, septiembre 24, 2021

DEJEN PASAR LA AYUDA, la exigencia de la Conferencia Episcopal a la GNB en Mérida

Los afectados por las lluvias en Mérida, específicamente los habitantes de El Valle de Mocotíes, necesitan que llegue la ayuda humanitaria. La Conferencia Episcopal Venezolana lamentó la actitud  de “displicencia y ofensa” de la GNB hacia los miembros de la iglesia y de otras instituciones. “Deben recordar que están al servicio de todos los venezolanos y no de una parcialidad política”, reclamó en un comunicado la Iglesia Católica

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), lamentó y reprobó la actitud de la administración de Nicolás Maduro, quienes han impedido el acceso a la ayuda que ha recolectado la Iglesia Católica para ayudar a los afectados por las lluvias en Mérida.

En un comunicado, la institución asegura que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), “han tenido una actitud de displicencia y ofensa hacia los miembros de la iglesia y de otras instituciones”.

Precisan que los efectivos militares alegan “haber recibido órdenes de la superioridad que debería dar la cara”.

Razón por la cual, la CEV exhortó a “cambiar la actitud y colocarse al servicio de las instituciones sí están colaborando” para que la ayuda llegue pronto a su destino.

Lea también: “Mérida necesita de todos”: Williams Dávila pide permitir ingreso de la ayuda

“Hacemos un llamado a las autoridades nacionales, regionales y militares, para que actúen, no por intereses particulares. Deben recordar que están al servicio de todos los venezolanos y no de una parcialidad política”, reza el documento.

Militares impiden paso por órdenes superiores

Desde el viernes pasado, la GNB obstruye el paso de la ayuda humanitaria tanto la que ha enviado Cáritas, así como organismos internacionales.

El secretario general del Gobierno, Arquímedes Fajardo, en nombre de la Gobernación del estado Mérida, rechazó de forma contundente el proceder de la GNB.

Los efectivos militares están apostados en el puesto de control de La Victoria, desde el día 27 de agosto e impiden  el acceso de las personas que llevan ayuda humanitaria hacia El Valle del Mocotíes.

Asimismo, este domingo la GNB intentó impedir la entrada de ayuda humanitaria enviada por Cáritas.

Pero el obispo auxiliar de Mérida, Luis Enrique Rojas, se enfrentó a los efectivos.

“Quieren quitarle la ayuda a la gente. Basta de que maltraten al pueblo”, reclamó el prelado en plena vía pública.

El padre Rojas trato de negociar con el comandante de Zona Número 22 de la GNB en el estado andino, Hernán Dionisio Rincón Paz.

Este se acercó tras escuchar los reclamos del obispo auxiliar, junto a habitantes de la localidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓