viernes, marzo 1, 2024

CORAL INVASOR pone en peligro el medio ambiente de los ARRECIFES en Venezuela

Felix Azuaje
Felix Azuaje
Periodista con más de 20 años de experiencia en medios impresos, radio y digitales

Un coral blando del Pacífico que habría sido introducido por el hombre en el Parque Nacional Mochima, ha llegado hasta las islas del Caribe, atentando contra el medio ambiente

El medio ambiente marino en Venezuela y en parte de las islas de Caribe se encuentra en jaque, una vez que un coral introducido del Pacífico se apodera poco a poco de todo lo que esta a su paso.

Así lo da a entender el biólogo marino Juan Pedro Ruiz-Allais, director del Proyecto Unomia, organización que lleva décadas estudiando este accidente ambiental.

El experto califica la situación como una “catástrofe ecológica”, que, aunque no representa un peligro para la especie humana, si se convierte en una amenaza inminente para la flora y fauna marina.

El coral color ocre ha avanzado de manera considerable. Foto: AFP

Es bueno resaltar que cuando un coral invade de manera considerable un ecosistema al cual no pertenece, se convierte en una especie que no tiene depredador natural y por ende, además de perpetuarse, consume parte de otros seres vivos, como plantas, que son parte de la cadena alimenticia.

Al desaparecer estas plantas, que pueden ser el alimento de algunas especies de peces y otros animales, tienden a desaparecer, creando así una especie de efecto dominó, que en la cadena alimenticia llega hasta el hombre a través de los pescadores, afectando así no solamente el consumo, sino también, una situación de orden económico.

Ruiz- Allais explica en una entrevista con la agencia de noticias AFP, que “se cree que el invasor, un coral blando color ocre que se aferra a seres vivos, rocas o lechos marinos destruyendo ecosistemas, fue introducido ilegalmente con fines comerciales en el Parque Nacional Mochima” en el estado Sucre.

Luchar contra el coral invasor es tarea difícil. Foto: AFP

Pero con el pasar del tiempo, este coral color ocre, por no tener un depredador natural en las aguas del mar Caribe, prolifera de manera considerable, logrando viajar hasta otras latitudes del mar Caribe, donde ya lo han identificado.

Le recomendamos: ¡PEZ LEÓN! Que el mayor depredador del planeta actúe

Dice el experto que el coral fue descubierto en el 2007, cuando “era una especie desconocida en el Caribe, incluso en el Atlántico”.

-Con ayuda de la Universidad de Tel Aviv en Israel, se publicó un primer reporte científico en 2014. Primero se lo catalogó como un coral blando tipo Xenia (familia Xeniidae) y para 2021 se logró su identificación definitiva: Unomia stolonifera.

“Este inquilino indeseable ha colonizado el equivalente a 300 estadios de fútbol en la costa del estado Anzoátegui (centro-norte), según estimaciones “conservadoras”. Hallazgos más recientes lo ubican a unos 450 kilómetros de Mochima, en Valle Seco, una playa cercana a la población de Choroní, en el estado Aragua”, enuncia la AFP.

Además de Aragua, el desplazamiento del coral exótico, que viaja en redes pesqueras, anclas o lastres de embarcaciones, alcanza otras regiones.

Coral Unomia Stolonifera. Foto: AFP

“Es un gran colonizador, literalmente asfixia los arrecifes y los desaparece”, comenta a la AFP Gustavo Carrasquel, director de la oenegé Azul Ambientalistas, durante una visita a Valle Seco.

El caso Venezuela

Para Mariano Oñoro, coordinador del proyecto Unomia, el caso del coral blando del Pacífico es “inédito en el mundo”.

Recalca que no es primera vez que hay especies invasoras en Venezuela y en el mundo, pero resalta que si sería un caso en donde una especie invasora ha viajado tantos kilómetros.

Durante un monitoreo en Mochima, del lado de Anzoátegui, en el 2018, se certificó que 16 de las 17 islas tenían presencia de este coral.

“También hay reportes de la presencia de Unomia stolonifera en la reserva de Cuare, estado Falcón, muy cerca de las islas de Aruba y Curazao”.

La belleza de Mochima está bajo amenaza. Foto: AFP

Ya se han documentado corales blandos exóticos en costas de Brasil y Colombia. “En Brasil, por ejemplo, se dio una invasión de un coral blando en 2018 que llegó adherido a una plataforma petrolera, pero fue controlada”. 

 ¿Y el Estado?

El Proyecto Unomia, una iniciativa de investigación científica financiada por fondos privados, ha planteado mecanismos de mitigación, entre ellos, una máquina desarrollada por un equipo de ingenieros que espera permisos del gobierno venezolano para ser puesta a prueba.

Pescadores y operadores turísticos preocupados por la expansión de la Unomia stolonifera han recurrido a la extracción manual, pero esto esparce fragmentos y da vida a nuevas colonias. 

La magnitud es tal que su erradicación total es imposible. “Lo que sí podemos hacer es recuperar algunas zonas y controlarlo”, aclara Oñoro.

Ruiz-Allais advierte que en el oriente de Venezuela, “las poblaciones de peces están disminuyendo drásticamente” por la muerte de arrecifes.

“Al morir el arrecife, al quedar tapizado por la Unomia stolonifera, ocurre una disrupción de la cadena alimenticia”, explica. “Es un problema social, de seguridad alimentaria, y económico porque está comprometido el sustento de los pescadores”.

“Es un tema de Estado”, remarca Ruiz-Allais. “Y es un problema que va a afectar al resto del Caribe”.

Con información de la AFP

Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x