domingo, julio 25, 2021

Consecuencias de la crisis: consumo de proteínas en Venezuela baja peligrosamente

Según los datos de la Encovi, la crisis alimentaria es tan grave que ni siquiera los sectores con más poder adquisitivo consumen la cantidad de carnes consideradas como normal

El consumo promedio de proteínas en Venezuela es de apenas un tercio de lo recomendado por nutricionistas, de acuerdo con la encuesta Encovi, publicada recientemente por la Universidad CatólicaAndrés Bello (Ucab).

La última edición de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, concluyó que el venezolano consume, en promedio, 17,9 gramos de proteína al día, cuando el mínimo requerido es de 51 gramos.

“El consumo nacional promedio de proteínas es solo el 34,3% del requerido”, destaca el sondeo, realizado sobre la base de entrevistase en 9.932 hogares de todo el país entre noviembre de 2019 y marzo de 2020.

Pero el panorama referido no abarca solamente el consumo de carnes, sino la alimentación en general.

Lea también: Venezuela entre los países más desiguales del mundo: 96% de los hogares vive en situación de pobreza, según la Encovi

Luis Pedro España, sociólogo y uno de los voceros principales de la encuesta, ilustró lo dramático de la realidad venezolana.

“En Venezuela, no solamente es que hay personas que comen y que no comen, sino que, si todo lo disponible lo consumiéramos equitativamente, todos seríamos pobres. Es más grave la situación en proteínas”, dijo.

Ninguno de los sectores de la población consume suficientes gramos de proteína, generalmente presente en alimentos de origen animal, como la carne, el pescado, la leche y sus derivados, señala el estudio.

Ni siquiera la porción más rica de la población consume el promedio necesario. Este apenas roza la mitad de la cantidad requerida: 24,7 gramos. El sector más empobrecido consume 13,2 gramos de proteína, determinó la Encovi.

Sin embargo, precisó que la diferencia de consumo de alimentos entre los sectores más pobres y más ricos de la población es de cinco veces. “Consumen más carnes y huevos», destacó.

Inseguridad alimentaria

Los investigadores también evaluaron una variable conocida como inseguridad alimentaria, que refleja la ansiedad y preocupación por la provisión de alimentos en los hogares. Ese concepto simboliza los ajustes presupuestarios que afectan la calidad de la dieta.

De acuerdo con la encuesta, la inseguridad alimentaria severa se experimenta en uno de cada cuatro hogares de Venezuela y empeora en el sector más empobrecido de la población, donde el promedio se eleva a tres de cada siete hogares. 

En solo el 3 por ciento de los hogares venezolanos, no existe inseguridad alimentaria alguna. En 2018, el promedio era notoriamente mayor, de 12 por ciento.

La inseguridad alimentaria moderada aumentó a 36 por ciento, cinco puntos más que los hallazgos de las entrevistas del año 2018. En entrevistas flash realizadas en abril, durante la cuarentena por el nuevo coronavirus, el resultado escaló hasta 41 por ciento.

“Crece la inseguridad alimentaria moderada porque, más allá de la preocupación por la falta de alimentos, también hay ajustes en la disponibilidad de recursos que afectan la calidad de la dieta”, apuntaron los encargados de la encuesta.

Estas cifras concuerdan con los resultados presentados este año del ‘Informe mundial sobre las crisis alimentarias’, en el que Venezuela quedó en cuarto lugar entre los diez países con las peores crisis alimentarias, según data recolectada en 2019.

El reporte estima que en total, 2,3 millones de venezolanos sufren de inseguridad alimentaria severa y los otros 7 millones, moderada.

La Encovi permitió concluir que el venezolano consume, en promedio, 2.006 kilocalorías por día. El requerimiento mínimo es de 2.000. El quintil uno, es decir, la población más empobrecida de Venezuela, ingiere 1.550 kilocalorías cada 24 horas, dice el sondeo.

“Los pobres tienen una alimentación basada en carbohidratos y el promedio nacional de kilocalorías nos coloca en el límite de la pobreza biológica”, refrendan sus responsables de la encuesta.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓