viernes, septiembre 24, 2021

Cómo el diálogo en México afecta el futuro de la democracia en Venezuela, según Milos Alcalay

El exembajador de Venezuela en la ONU, Milos Alcalay, cree que esas conversaciones hacen más daño al país

Para el exembajador de Venezuela ante la ONU, Milos Alcalay, las negociaciones entre la oposición y la administración de Nicolás Maduro están acabando con el futuro democrático del país. Por ello, cree que las mismas se deben frenar.

“Es necesario frenar las negociaciones de la Plataforma Democrática que están acabando con el futuro democrático de Venezuela”, publicó Alcalay en su cuenta en Twitter.

Incluso, dijo que estos acuerdos, auspiciadas por el Reino de Noruega, «están haciendo más daño que los intentos anteriores de la mesita y de los alacranes». Esto, en referencia a esa comisión de diálogo nacional donde se incluye a la oposición disidente de la corriente de Juan Guaidó.

La administración de Maduro y la plataforma unitaria acordaron el lunes en México la ratificación y defensa de la soberanía de Venezuela sobre Guayana y la protección económica y social de los venezolanos.

“Las partes acordaron establecer mecanismos de restauración y consecución de los recursos para atender las necesidades sociales de la población, con especial énfasis en los efectos de la pandemia por covid-19, incluyendo aquellos provenientes de organismos multilaterales”, señaló Noruega en un comunicado.

Lea también: DIÁLOGO: “Maduro busca levantar sanciones y tener el oro venezolano”

Buena fe

«Para que tenga éxito una nueva negociación, implica la buena fe de ambas partes. También transparencia, definir objetivos comunes», había dicho Alcalay, dos semanas atrás.

Hizo un recuento acerca de que desde el 2002 se vienen desarrollando diálogos sin ningún éxito. Y también resaltó que, pese a la intervención de Noruega, desde el 2017, las negociaciones tampoco han dado resultado.

«La metodología de Noruega comenzó con las negociaciones entre Gobierno y oposición en Santo Domingo en 2017. Allí había cancilleres de América Latina y el intento fracasó, también fracasó cuando la diplomacia del Vaticano intervino en 2014», rememoró.

Para el internacionalista, se trató de «procesos en donde siempre el oficialismo pretende mantenerse en el poder. Quiere oxigenarse y debilitar a través de la fragmentación a la oposición y a la comunidad internacional».

Milos Alcalay se une a la opinión del exalcalde Metroplitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien sostiene que «a Juan Guaidó le están poniendo una lápida sobre el gobierno interino, a cuatro manos. Las dos manos de Maduro y las manos de uno que otro factor de la oposición que se está entendiendo con Maduro».

A su juicio, las «elecciones regionales son un escenario de divertimento para que Maduro gane tiempo, divida a la oposición y confunda a la comunidad internacional».

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓