martes, septiembre 28, 2021

¡COMENZÓ LA BARBARIE! Talibanes asesinaron a una mujer por no haberles cocinado

Las historias de horror apenas comienzan en Afganistán, tras la llegada al poder de los talibanes. Videos y fotos dan cuenta del terror que ha generado en la población la toma del poder del grupo extremista

Un pequeño poblado de la provincia de Faryab, controlada por los fundamentalistas islámicos fue el escenario de un brutal femicidio, narrado por una de las hijas de la víctima

Era el 12 de julio y los 15 guerreros talibanes estaban hambrientos y sedientos. Demandaban comida y agua. Mucha comida y mucha agua.

Fueron el primer día y no consiguieron lo que habían ido a buscar. Lo mismo ocurrió el segundo. Y de igual forma el tercer día, ocurrió algo atroz.

Najia de 45 años sabía que ya no podría negarles alimentos y bebidas que era lo que los fundamentalistas demandaban de la mujer.

Najia llevaba adelante una familia pobre en un poblado precario en el norte de Afganistán, en la provincia de Faryab.

Tenía cuatro hijos, entre ellos Manizha, su única hija mujer de 25 años que finalmente le abrió la puerta la cuarta vez que los islamistas llamaron.

Lea también: En Claves: estas fueron las garantías que ofrecieron los talibanes en su primera RUEDA DE PRENSA

No atendieron las súplicas

“Mi madre les dijo: ‘Soy pobre, cómo se supone que les daré de comer?’. Los talibanes comenzaron a golpearla. Mi madre colapsó y la golpearon con sus armas AK47″.

Así lo relató la joven, de acuerdo a lo publicado por la cadena de noticias CNN. Luego les rogó a los gritos que cesaran.

Dejaron de golearla pero uno de ellos activó una granada y la lanzó en una habitación contigua.

La explosión inició una serie de llamas que provocó que todos dejaran la casa, menos Najia que yacía muerta por los golpes recibidos.

Talibanes niegan el horror

Los talibanes negaron que hubieran asesinado cruelmente a Najia en aquel pequeño pueblo del norte del país en crisis.

Sin embargo, testigos de aquella provincia confirmaron la muerte de una mujer de 45 años a manos de los extremistas islámicos, reseñó Infobae.

Otra mujer -vecina a Najia- confirmó a aquel medio norteamericano el hecho y contó el desesperado momento que viven en varios lugares de Afganistán.

En su mayoría, las mujeres son viudas de soldados que sirvieron al anterior gobierno y que murieron combatiendo justamente a quienes ahora tomaron el poder.

Deben vender leche de los animales que crían en sus casas, pero los talibanes no se lo permiten. “No tenemos hombres en casa, ¿qué vamos a hacer?”, se pregunta.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓