viernes, octubre 15, 2021

CIGARRILLOS DE CONTRABANDO invaden el mercado en Venezuela

Unas 130 marcas de contrabando de cigarrillos comercializan el producto en Venezuela. Un 300% creció el consumo derivado del mercado informal

La unidad de cigarrillos de contrabando en Venezuela puede llegar a costar entre 5 centavo de dólar y 1 dólar; mientras que uno legalizado y, cuyo fabricante paga impuestos, puede valer 2 dólares.

Ambos precios derivados de una hiperinflación que por siete años ha afectado el mercado nacional por la recesión y las sanciones económicas.

Y juntos superan el salario mínimo mensual que rige en el país suramericano.

Sin embargo, la gran diferencia entre los dos es que el cigarrillo de contrabando es el preferido entre los venezolanos por costar menos e invadir el mercado.

Venezuela ha sido considerado un país de alto consumo de cigarrillos y en las calles se vende por unidad para que los comerciantes puedan obtener algo de ganacia.

A pesar de las condiciones económicas, muchas personas no abandonan la compra de cigarrillos y prefieren los de contrabando como los de la marca Ibiza que puede llegar a costar 5 centavos de dólar.

«Compro Ibiza por el precio», dice Ester Ortiz, de 64 años, en el bulevar de Catia. «Dejé de comprar las otras marcas porque temía que por el vicio me faltara para comprar una harina».

Por su parte Felipe Capozzolo, presidente de la cámara de comerciantes (Consecomercio) manifistó a AFP que el contrabando se profundiza por la crisis.

«Cuando tienes una población pelando» (sin dinero) el contrabando a veces es «la única forma» de acceder a un producto».

Y añadió que los comerciantes se han visto afectados por esta práctica que va de la mano del comercio informal.

A esto se suma que muchas de las cajetillas de contrabando no advierten los efectos nocivos de consumo de tabaco que por ley deben ir impresas.

Productores formales en crisis

La afectación del contrabando de cigarrillos ha afectado principalmente al fisco venezolano, pues los impuestos de consumo no están llegando a las arcas.

Así lo manifiestó Miguel Benzo, director legal de los cigarrillos Bigott, una de las marcas que paga impuestos en Venezuela.

Según Benzo el tabaco es uno de los principales contribuyentes y los cigarrillos que vende Bigott tienen una carga en impuestos de 73%.

«De una cajetilla de 20 cigarros, 15 cigarrillos se van nada más en impuestos. Quedan cinco cigarrillos para cubrir costos, ganancias, salarios y beneficios de nuestros trabajadores», explicó a la AFP.

Contrabando de cigarrillos creció un 300%

Precisamente un estudio financiado por la tabacalera Bigott, dio cuenta que el consumo de cigarrillos contrabandeados creció alrededor de 300% desde 2019.

Además abarca el 30% del mercado venezolano. La cifra escala a 80% en estados fronterizos como Zulia, limítrofe con Colombia.

Esto a consecuencia de que el consumo de cigarrillos de contrabando funciona en el marco de una economía informal producto de unas finanzas nacionales en crisis.

Bigott estima que el Estado deja de percibir 130 millones de dólares al año en impuestos por la venta informal de este producto perjudicial para la salud.

Por su parte el SENIAT, recaudó en 2020 unos 126,8 millones de dólares en impuestos al cigarrillo, tabaco y otros rubros especiales.

El estudio de Bigott también da cuenta que se han identificado unas 130 marcas de contrabando. Por eso, para combatir el fenómeno se han lanzado estrategias para venderlos más baratos.

Por ejemplo, esta marca tabacalera lanzó al mercado cigarrillos más económicos, pero con un costo trágico: cerró uno de los tres turnos de operaciones de su planta en Caracas.

Y de esta manera unas 130 personas quedaron sin empleo, informó Benzo.

El director legal de Benzo añadió tambipen a AFP que «la compra de tabaco, todo de origen venezolano, cayó de 6.000 toneladas en 2017 a 2.000 toneladas en la actualidad».

Lea también: “Todo a un dólar” así se la ingenian los comerciantes para sobrevivir a Venezuela

Consumo de tabaco en el mundo

El último informe de la OMS (2020) sobre consumo de tabaco en el mundo da cuenta de una disminución importante en los hombres.

Según Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, «durante muchos años hemos sido testigos del aumento constante del número de hombres que consumen productos de tabaco mortales. Pero ahora, por primera vez, estamos viendo una disminución en el consumo masculino».

La OMS atribuye esto a que los gobiernos están siendo más duros con la industria tabacalera.

«La OMS seguirá colaborando estrechamente con los países para mantener esta tendencia a la baja», manifestó el director del organismo.

Según el Informe mundial de la OMS sobre las tendencias de la prevalencia del consumo de tabaco en 2000-2025 (tercera edición), durante casi las dos últimas décadas el número total de consumidores de tabaco a nivel mundial ha disminuido de 1. 397.000 millones en 2000 a 1.337. 000 millones en 2018, lo que supone aproximadamente una reducción de 60 millones de personas.

Esto se ha debido en gran medida a la disminución del número de mujeres que consumen estos productos (346 millones en 2000, frente a 244 millones en 2018, lo que supone una reducción de alrededor de 100 millones).

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓