miércoles, junio 16, 2021

CIDH: DURO PRONUNCIAMIENTO contra Colombia por violaciones de DD.HH en protestas

La CIDH condena número de fallecidos y heridos, reitera que el Estado debe honrar sus obligaciones y pide que le permitan visitar Colombia

CIDH condena la violencia en Colombia por protestas y reitera la importancia de respetar el carácter excepcional del uso de la fuerza bajo los principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad.

En ese sentido, urge al Estado a «respetar los más altos estándares en cuanto a la libertad de expresión, uso de la fuerza y debida diligencia».

Así como a permitir que la CIDH realice una visita de observación al país, honrando su tradición con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

Le también: Desaparecidos, homicidios, violencia sexual, abuso policial: informe de la DEFENSORÍA a CIDH

Sobre los desaparecidos y abuso sexual

Para la CIDH es extremadamente grave las denuncias sobre 132 personas que permanecen desaparecidas.

«Resulta alarmante que con el correr de los días estas personas continúan desaparecidas, máxime cuando algunas de las 276 que habrían sido reportadas como desaparecidas aparecieron sin vida». 

Expresa su alarma por la denuncia de al menos 87 actos de violencia sexual cometidos presuntamente por agentes de la fuerza pública en contra de mujeres manifestantes.

Y condena el hecho de violencia sexual que habría sufrido una agente de la fuerza pública dentro de una estación de policía vandalizada en la ciudad de Cali.

Muertes y heridos en manifestaciones

Asimismo repudia que en al menos 1,038 manifestaciones se hayan presentado fallecimientos, desapariciones, personas heridas y agresiones sexuales.

«Según el reporte de la Fiscalía General de la Nación, desde el inicio de las protestas 43 personas han perdido la vida, de las cuales 17 tendrían relación directa con manifestaciones», asegura.

Por su lado, organizaciones de la sociedad civil han registrado 51 muertes en el contexto de las protestas.

Al respecto, la CIDH destaca especialmente los casos de Lucas Villa muerte en Pereira a balay Sebastián Quintero en Popayán tras el impacto de una granada.

Así como lo sucedido con Jhon Erik Larrahondo, quien murió en Cali por arma de fuego. 

A su vez, la CIDH manifiesta su preocupación por el aparente uso indiscriminado de armamento antidisturbios como lanzacohetes, provocando 33 traumas oculares.

No a la estigmatización

«La Comisión Interamericana rechaza que se hayan identificado diversas expresiones públicas que estigmatizan la protesta social», asegura.

Asimismo encuentra extremadamente grave la participación de civiles en actos de represión y ataques con armas de fuego en contra de manifestantes.

Ha observado un clima de creciente hostilidad y violencia hacia la prensa en el contexto de las manifestaciones sociales, documentando agresiones, amenazas e intimidaciones.

Además de ataques a instalaciones de medios de comunicación. 

Repudio a actos contra la policía

También condena que presuntos grupos de manifestantes hayan provocado desmanes, arrojando objetos contundentes contra policías, en actos injustificables de vandalismo.

En este contexto, la CIDH manifiesta su extrema preocupación por el fallecimiento al menos 2 policías y 966 agentes lesionados.

Además, le resulta grave muerte del patrullero Juan Sebastián Briñez y las lesiones provocadas por quemadura a por lo menos 2 agentes de policía.

Recuerda que la protesta social es legítima cuando es pacífica, que las fuerzas de seguridad tienen la obligación de permitir el desarrollo de las manifestaciones.

Y que se debe aislar a los manifestantes que recurren a la violencia.  

Sobre la dispersión de las protestas

Recuerda que la protesta no autoriza a las fuerzas de seguridad a disolver la protesta mediante uso de la fuerza ni a practicar detenciones indiscriminadas. 

Asimismo, recalca que en su informe sobre Protesta y Derechos Humanos aclara que es preciso tolerar que las manifestaciones generen cierto nivel de perturbación.

Y que la dispersión o desconcentración de las manifestaciones de forma legal y legítima sólo puede permitirse en casos muy excepcionales.

Asimismo, que la decisión de dispersar una protesta por parte del Estado debe ser comunicada y explicada de manera clara, de modo tal que permita su comprensión y cumplimiento.

«Cuando las protestas se extienda en el tiempo y comprometer la garantía de derechos como el aprovisionamiento de alimentos y el derecho a la salud, se acentúa el deber del Estado de facilitar todos los mecanismos de diálogo», expresa.

Ataque a la misión médica y bloqueos

Por eso la Comisión condena categóricamente que en el contexto de las protestas se hayan presentado ataques a ambulancias y misiones médicas, dificultando el traslado de pacientes.

«Deplora el fallecimiento de una bebé intubada como consecuencia de que no pudo ser trasladada oportunamente el 23 de mayo en la ciudad de Buenaventura».

En ese sentido, la Comisión llama al Estado a concertar con los manifestantes la creación de corredores que garanticen el ejercicio simultáneo de derechos involucrados.

Recomendaciones al Estado Colombiano

Finalmente, insta a las autoridades a investigar con debida diligencia todos los casos, a identificar y sancionar a los responsables, así como a reparar a las víctimas y sus familiares.

En los casos de violencia sexual, la investigación deberá llevarse a cabo con debida diligencia reforzada y garantizando el enfoque de género. 

Reitera que, siempre que haya se sospecha de la desaparición de una persona, debe iniciarse la investigación automáticamente para la determinación de la verdad.

Asimismo, la Comisión recuerda que los periodistas cumplen la función crucial de lo que sucede en protestas sociales, incluyendo la actuación de las fuerzas de seguridad.

Por eso hace un llamado a las autoridades para brindarles «el más alto grado de protección para que puedan realizar su trabajo y mantener a la sociedad informada».

Reafirma que la consolidación de la paz es un requisito indispensable para el ejercicio libre y el respeto pleno de los derechos humanos.

Recuerda y hace un llamado a atender las causas de las protestas sociales y a respetar los derechos humanos de las personas manifestantes.

Insta a que todas las violaciones a los derechos humanos sean investigadas diligentemente y juzgadas por la jurisdicción ordinaria, según los estándares internacionales.

Visita a Colombia

Por último, la CIDH reitera la importancia de realizar una visita de trabajo para contar con todos los elementos que le permitan valorar la situación de derechos humanos de manera objetiva con el fin de formular recomendaciones al Estado.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓