lunes, diciembre 6, 2021

CDIH ARREMETE: condena ataques contra periodistas venezolanos y defensores de DDHH

Karla Salcedo-Flores
@KAsalcedoflores

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) condenan los recientes ataques contra periodistas, medios de comunicación y personas defensoras de derechos humanos en Venezuela.

A través de un comunicado, explican que estos hechos contribuyen con el cierre de los espacios democráticos en el país, por lo hacen un llamado a la administración de Nicolás Maduro a crear un clima de respeto y libertades en el país.

La CIDH y su RELE han recibido informes sobre allanamientos a las sedes de medios de comunicación, organizaciones de derechos humanos y de acción humanitaria.

La Comisión recibió la información del allanamiento a la sede de la organización Azul Positivo el 12 de enero. Según información pública, tras ese allanamiento a sus oficinas en Maracaibo, 5 integrantes de esta organización habrían sido detenidas y continuarían presos hasta la fecha.

Lea también: COLCHANE en alerta por avalancha de migrantes: llegada masiva de venezolanos pone en jaque a Chile

Allanamientos

Asimismo, de acuerdo también con información pública, el 8 de enero de 2021, funcionarios de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) y del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera (SENIAT) allanaron, sin orden judicial, la sede en Caracas del medio VPItv. Bajo el pretexto de revisar la documentación tributaria de equipos adquiridos a comienzo de los años 2000, los agentes de CONATEL y el SENIAT habrían incautado cámaras, televisores y computadores portátiles, lo que conllevó que VPItv suspendiera sus operaciones. Ese mismo día, el SENIAT interpuso una sanción al diario El Panorama por el presunto incumplimiento de deberes formales de leyes tributarias, clausurando por 5 días su sede en la ciudad de Maracaibo.

Por otra parte, la CIDH y su RELE han observado el incremento de señalamientos y discursos estigmatizantes, por parte de altas autoridades del Estado, en contra de personas defensoras de derechos humanos en Venezuela. Al respecto, el pasado 13 de enero, durante la trasmisión de un programa de televisión, un diputado calificó a organizaciones defensoras de derechos humanos como «instrumentos para desestabilizar a los pueblos».

Ataque a los medios

La Comisión y su RELE también registraron una escalada de estigmatizaciones desde algunas páginas y cuentas oficiales en redes sociales tendientes a deslegitimar la labor que desempeñan medios de comunicación, por recibir recursos de cooperación internacional. Al respecto se consignó un vídeo en el que figuraban símbolos de la Aviación Nacional Bolivariana y que difundieron por cuentas oficiales de Twitter, en donde se perfilan periodistas del medio Efecto Cocuyo, acusándoles de ser «info-mercenarios» por haber recibido financiamiento extranjero para su funcionamiento.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el Instituto Radiofónico Fe y Alegría, el Centro de Justicia y Paz (CEPAZ), la organización Espacio Público, el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) y Transparencia Venezuela también han sido objeto de señalamientos parecidos. En relación con esto, la CIDH y su RELE destacan que toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, a solicitar, recibir y utilizar recursos con el objeto expreso de promover y proteger, por medios pacíficos, los derechos humanos y las libertades fundamentales.

La Comisión y su Relatoría Especial encuentran preocupación en pronunciamientos que insinúan que las y los periodistas son ‘enemigos del Estado’ o ‘enemigos internos’ por cuenta de su financiamiento extranjero y advierten que, al ser emitidos desde instancias asociables a las fuerzas de seguridad del Estado, los señalamientos se tornan más agresivos y amenazantes.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓