lunes, diciembre 6, 2021

¡AL FILO DEL DELITO! Fortuito e inesperado

El pasado fin de semana ocurrió un hecho nunca antes visto, por lo menos en los últimos treinta años. No hubo homicidios desde el viernes al mediodía hasta el domingo entrada la tarde en el Área Metropolitana de Caracas. Por lo menos, no se registraron ingresos de cadáveres a la Medicatura Forense de Bello Monte durante ese período. Solo muertes naturales o generadas por accidentes de tránsito.


Nadie, absolutamente nadie, puede atribuirse el mérito de estas horas de paz y tranquilidad en la Gran Caracas. Menos el Gobierno Nacional, que ha fracasado con los llamados cuadrantes, hasta ahora sin resultados medianamente eficientes.


No solo este hecho llamó la atención de quienes cubrimos regularmente la fuente de sucesos, sino el incremento de suicidios durante las 72 horas que solemos llamar » fin de semana». Hasta cinco suicidios ocurrieron, incluyendo el de un funcionario de la policía, un adolescente de 13 años y una niña de apenas nueve años de edad. A estas personas quienes decidieron abreviar su existencia, habría que agregarle otras cinco quienes tomaron similar decisión en los últimos diez días en diferentes sectores del estado Vargas. Razones de peso para que especialistas en la materia se detengan a examinar estas cifras, nunca antes registradas en tan corto tiempo, muchas de ellas asociadas a depresiones, situación país, soledad prolongada y difícil acceso a medicamentos, entre otras.

No deje de ver: ¿DE REGRESO EL KOKI? Desplegaron a la policía porque podría estar enconchado desde hace días en Caracas


El fin de semana pasado también merece comentarlo y analizarlo porque se produjeron esas cifras a pesar de tratarse de un fin de semana que coincidió con la quincena y todo lo que eso conlleva durante ese período que comprende esos tres días. La violencia que sí mantuvo su intensidad fue la relacionada con las lesiones leves, graves y gravísimas, las lesiones intrafamiliares y violaciones. Aspecto que pocas veces es reflejado por los medios a pesar de que se trata también de otras formas de violencia con cifras aterradoras y cada vez más acentuadas.


Hubo menos consumo de alcohol o ¿no círculo el tráfico y consumo de drogas como suele ocurrir? No son preguntas descabelladas o mal intencionadas. Sencillamente, la incidencia delictiva y criminal en sus distintas manifestaciones, guardan vinculación directa con droga y alcohol. Y en ese sentido, es ineficaz o casi nula la intervención del Gobierno Nacional en su carácter de perseguidor por excelencia del delito.


Pero nuestro aporte como comunicadores sociales no podemos dejarlo solo en el terreno de la crítica. Alertamos a los cuerpos de seguridad ciudadana a que tomen en cuenta los avisos claros y contundentes que ha estado dando el hampa en estos días previos al periodo navideño:robos a mano armada en establecimientos comerciales, restaurantes, panaderías, fuentes de soda y a público en la calle.


Es un reto que el gobierno debe asumir para garantizar la tranquilidad y seguridad de la gente en estos dos meses. De los resultados dependerá el acierto de atribuirse el mérito. Un mérito, que desde esta tribuna, vamos a reconocer y a publicar.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓