lunes, diciembre 6, 2021

Bostezar mucho puede ser un problema: estas son algunas de las posibles causas

Miyeilis Flores
Comunicadora Social egresada de la Universidad Central de Venezuela

Bostezar mucho, es decir, más de una vez por minuto, puede ser síntoma de un problema profundo

Bostezar es un proceso involuntario que supone abrir la boca y respirar profundamente, llenando los pulmones de aire. Es una respuesta muy natural al cansancio que, generalmente, se desencadena por somnolencia o fatiga.

Algunos bostezos son cortos y otros duran varios segundos antes de una enorme exhalación. Los ojos llorosos, los estiramientos o los suspiros audibles pueden acompañar este acto.

Los investigadores no están muy seguros de por qué ocurre, pero los desencadenantes comunes incluyen la fatiga y el aburrimiento.

Se cree que el bostezo contagioso puede tener algo que ver con la comunicación social. Además, un estudio de 2013 publicado en el Journal of Applied and Basic Medical Research sugiere que bostezar puede ayudar a enfriar la temperatura del cerebro.

Puede ser un problema médico

Se desconoce la causa exacta de bostezar excesivamente. Foto: cortesía

El bostezo excesivo es el que ocurre más de una vez por minuto y puede ser un síntoma de un problema médico subyacente.

Ciertas condiciones pueden causar una reacción vasovagal, que resulta en un bostezo más extenso. Durante una reacción vasovagal, aumenta la actividad en el nervio vago.

Este va desde el cerebro hasta la garganta y llega al abdomen. Cuando se vuelve más activo, la frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyen significativamente y la reacción puede indicar cualquier cosa, desde un trastorno del sueño hasta una afección cardíaca grave.

Se desconoce la causa exacta de bostezar excesivamente, aunque puede ocurrir como resultado de la somnolencia, el cansancio o la fatiga; trastornos del sueño, como la apnea del sueño o la narcolepsia.

También puede ser por  efectos secundarios de los medicamentos que se usan para tratar la depresión o la ansiedad, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o el sangrado dentro o alrededor del corazón.

Aunque mucho menos común, también podría indicar un tumor cerebral, un infarto, epilepsia, esclerosis múltiple, insuficiencia hepática o incapacidad del cuerpo para controlar su temperatura.

Consulte un médico

Cansancio, sueño o debilidad. Foto: cortesía

Se debe consultar al médico si se nota un aumento repentino de los bostezos, especialmente si son con frecuencia y sin razón aparente. Solo un doctor puede determinar si este se produce como resultado de un problema médico.

Para identificar la causa, el médico primero debe preguntar sobre los hábitos a la hora de dormir y descansar, y querrá asegurarse de que el paciente tenga un sueño reparador adecuado.

Esto puede ayudar a determinar si el bostezo excesivo se produce como resultado de la fatiga o por tener un trastorno del sueño. Si descarta esta posibilidad, realizará pruebas de diagnóstico para encontrar otra posible causa.

Lea También: Estos son seis beneficios de la música para tu salud

Tratamiento de bostezos excesivos

Si los medicamentos están causando casmodia, el médico de cabecera puede recomendar una dosis más baja, por lo que es importante hablar con él antes de realizar cambios en la medicación.

Si dicha casmodia se produce como resultado de un trastorno del sueño, se pueden recetar medicamentos o técnicas de ayuda para dormir.

Estos métodos pueden incluir el uso de un dispositivo de respiración, hacer ejercicio para reducir el estrés o tener un horario regular de descanso.

Si fuese el síntoma de una afección médica más grave, como la epilepsia o la insuficiencia hepática, entonces este problema subyacente debe tratarse de inmediato.

Métodos para detener los bostezos

Intentar respirar profundamente.  Si crees que bostezas excesivamente, es recomendable hacer ejercicios de respiración profunda por la nariz, pues el cuerpo puede necesitar más oxígeno. Además, hay estudios que también han demostrado que la respiración nasal disminuye completamente el bostezo contagioso.

Moverse. Romper la rutina también puede ayudar a estimular el cerebro, mientras que los sentimientos de cansancio, aburrimiento y estrés tienden a hacer que la gente bostece más. Hacerlo demasiado a menudo puede deberse al consumo habitual de cafeína o a una desintoxicación de opiáceos.

Refrescarse. Para detener este gesto, también es aconsejable salir a caminar o encontrar un espacio con una temperatura más fresca. Si no se tiene tiempo para hacer esto, tomar un poco de agua fría o un alimento a dicha temperatura, como las frutas o las verduras, puede ayudar.

Con información 65 y más

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓