viernes, enero 21, 2022

Bloomberg destapa la OLLA DE CORRUPCIÓN VENEZOLANA que salpica a banca suiza

Se trata de una investigación que tiene más de un año. La agencia Bloomberg que toma la información del diario Le Matin Dimanche asegura que uno de cada 8 bancos suizos estaría afectado por este caso

Fiscales suizos identificaron cuentas bancarias que contienen unos 9.000 millones de francos (10.100 millones de dólares). Este dinero podría tener un origen sospechoso: fondos públicos malversados ​​en Venezuela. La información la difundió el diario Le Matin Dimanche, según la agencia de noticias Bloomberg.

Destaca la nota que se abrieron las investigaciones a fines de 2019. «Los fiscales de Zúrich se han enterado de que personas cercanas al gobierno venezolano tienen fondos en cientos de cuentas de unos 30 bancos», resalta.

Bloomberg aclara que la fiscalía de Zúrich no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

La versión del diario Le Matin Dimanche destaca que «esto significa que uno de cada ocho bancos suizos se vería afectado”.

“Nuestra investigación muestra que altos funcionarios venezolanos fueron sobornados directamente a través de una cuenta suiza bajo investigación”, asevera la fuente consultada.

La investigación

Por otro lado, el portal Infobae, resalta que en febrero de 2020, un Tribunal Federal suizo ordenó la liberación de documentos. Se trata de archivos bancarios vinculados a un desfalco a la petrolera PDVSA por 4.500 millones de dólares.

La decisión afectó a los hermanos Luis Oberto e Ignacio Oberto. También a otros dos empresarios venezolanos sospechosos de ser sus cómplices. Son Alejandro Betancourt, que vive en España, y su primo Francisco Convit, que reside en Venezuela.

Los otros que están comprometidos en la causa son el banquero suizo Charles Henry De Beaumont. Además de dos ex funcionarios chavistas de primera línea. Rafael Ramírez, el ex zar de PDVSA, y Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía.

La hipótesis de la investigación es que los empresarios sobornaron a los dirigentes de la petrolera. Lo hicieron para montar el conveniente “esquema de negocios” entre 2012 y 2014.

La mayor parte de los dividendos eran transferidos a los bancos Compagnie Bancaire Helvetique y EFG Bank AG. El resto se repartía entre otras entidades financieras en Suiza, siempre a cuentas vinculadas con los hermanos Oberto.

“La operación, ejecutada gracias a actos de corrupción, habría permitido la malversación de más de USD 4.500 millones. El lavado se hizo principalmente a través de cuentas abiertas en Suiza”. La afirmación es del máximo tribunal de Justicia suizo.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓