sábado, julio 2, 2022
EspecialesOpiniónAvance del terrorismo en Venezuela solo genera más desplazamiento, muerte y sufrimiento
Luis Somaza
Luis Somaza
@LuisSomazaC

Avance del terrorismo en Venezuela solo genera más desplazamiento, muerte y sufrimiento
A

Los enfrentamientos entre los grupos disidentes de las FARC con la Fuerza Armada Nacional solo ha dejado en evidencia la pérdida de control en nuestro territorio en manos de terroristas asociados desde hace años con la dictadura. Los armaron, los apadrinaron y ahora demostraron quienes tienen el control del estado Apure y, como consecuencia, casi cuatro mil venezolanos se vieron obligados a abandonar sus casas para desplazarse a Colombia en búsqueda de protección.

La destrucción con explosivos a la sede del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) en  La Victoria, en el estado fronterizo de Apure, dejó al menos dos militares venezolanos muertos y más de una decena de heridos, sin contar, a los miles de desplazados que aún siguen huyendo del fuego cruzado.

Luego de este primer ataque, el grupo guerrillero recibió con varios disparos y golpes a una camioneta de Corpoelec para evitar el restablecimiento del servicio eléctrico en la zona, dejando a la población aún más vulnerable y sometida.

Como si este escenario fuese poco, el títere de la dictadura, Vladimir Padrino López, culpó a las ONG, medios de comunicación y redes sociales por hacer eco de estas graves violaciones a los derechos humanos y atentado contra nuestra soberanía, de las que ellos – por supuesto- son responsables directos.

En este punto, es necesario aclarar y agradecer que, pese a la censura, los medios de comunicación y las redes sociales han sido claves para denunciar ante el mundo las violaciones a las que están siendo sometidas familias enteras, así como las actuaciones de la guerrilla contra nuestra Nación.

Durante la alocución de Padrino López – y como hemos estado acostumbrados a ver en las cadenas del dictador- nadie asumió responsabilidades, aún cuando, es él el principal responsable de esta situación al ser «ministro de Defensa» – cargo usurpado y del que solo hace uso para generar más negocios ilícitos -.

Hasta el momento, aproximadamente 1615 niños, 16 mujeres embarazadas, 109 lactantes y 183 adultos mayores de 60 años  han encontrado refugio en Arauquita, población del departamento de Arauca en Colombia.

Gracias a la Alcaldía local y al Gobierno de Colombia nuestra gente ha sido distribuida en más de 15 albergues, atendida por organizaciones sociales y agencias internacionales como la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en el vecino país.

El director de Migración Colombia también informó que la Acnur entregó más de 60 carpas para los albergues, mientras que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) suministró alimentos y pruebas de covid-19 para aplicar en las familias.

Esta grave situación que estamos viviendo los venezolanos ya ha sido denunciada desde hace años por el Gobierno Encargado y nuestra legítima Asamblea Nacional. En este momento, el apoyo internacional a nuestra gente de La Victoria nos permite visibilizar su respaldo a nuestra causa democrática, así como sus acciones para protegernos de la dictadura y de sus alianzas con el terrorismo.

El atentado contra nuestra gente de Apure demostró la vulnerabilidad de nuestra soberanía y las consecuencias de la presencia guerrillera en nuestro territorio.

Los venezolanos sí sentimos miedo, temor a perder la vida por la delincuencia, por hambre, por falta de medicinas e insumos y por la desidia generalizada de todos los sectores del país y que afectan a cada núcleo familiar para su sobrevivencia; sin embargo, el miedo no es un sentimiento más fuerte que el de nuestra fuerza interna para mantener la lucha contra las violaciones de derechos humanos y nuestra necesidad de justicia.

Lo que está ocurriendo en Apure es un motivo más de lucha para nuestro Gobierno Encargado y para todos los venezolanos que hoy vemos nuevamente a nuestra gente arriesgar sus vidas entre fronteras solo para conseguir una oportunidad más de vida.

Aún hoy quedan venezolanos en la población de La Victoria, viendo las casas de sus vecinos arder – o las suyas propias- y oyendo el fuego cruzado entre los disidentes de las FARC y la FAN, mientras temen por su propia seguridad.

La dictadura es la gran responsable del sufrimiento de más de 30 millones de venezolanos, dentro y fuera de nuestro territorio. En toda nuestra historia nunca habíamos visto actuaciones como las de Maduro, un dictador capaz de ejecutar a todo un país solo por aferrarse al poder.

Maduro quiere gobernar sobre las cenizas de Venezuela y lo único que dirigirá será, a sí mismo, hacia una prisión internacional por los crímenes cometidos contra millones de venezolanos.

Sí habrá justicia, que de eso no quede la menor duda, no estamos solos, el mundo nos respalda.

LO + VISTO

0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x