martes, septiembre 28, 2021

Así recibe Biden a los 13 militares muertos en Kabul

Entre críticas, sollozos y llanto, Joe Biden rinde homenaje a los militares estadounidenses muertos en el ataque en Kabul por parte del EI

Biden recibe los restos de los militares muertos en Afganistán y en medio de pesado silencio solo interrumpido por el llanto de los familiares de los fallecidos.

Así recibió este domingo los restos de los 13 militares estadounidenses muertos en un ataque en Kabul, en medio de una ceremonia catalogada como “difícil”.

A su turno, uno tras otro los ataúdes fueron depositados en la pista del aeropuerto de la base militar de Dover, Delaware, delante del presidente y su esposa Jill.

Entre tanto, con la mano en el corazón, el presidente observaba el descenso de cada uno de los féretros transportados por los soldados hacia vehículos oscuros.

A veces agachando la cabeza en signo de meditación y bajo un cielo cargado, también vestidos de negro.

Por su parte la pareja presidencial estuvo acompañada del jefe del Pentágono, Lloyd Austin; el secretario de Estado, Antony Blinken; el jefe de Estado Mayor, el general Mark Milley.

Y otros altos funcionarios militares. Las familias estaban a distancia, protegidas de las cámaras. Los sollozos a veces rompían el silencio. 

Justo antes de la ceremonia, la delegación subió al enorme avión militar C-17 que transportaba los 13 ataúdes, para una breve oración fúnebre privada. 

Cinco de los 13 soldados muertos tenían 20 años y murieron es ese atentado, reivindicado por el grupo Estado Islámico en Khorasan (EI-K), que mató a más de cien personas.

Y fue considerado como el más mortífero lanzado en Afganistán contra las fuerzas del Pentágono desde 2011.

Estos soldados son “héroes”, remarcó Biden este domingo. Llamando a “tenerlos en nuestras oraciones”, el presidente se negó a responder preguntas sobre Afganistán.

Lea también: TERROR EN KABUL: nueva explosión deja al menos un niño muerto y varios heridos

Criticado y cuestionado

La popularidad del presidente Joe Biden cayó un 50% después de la captura de Kabul por los talibanes a mediados de agosto.

Y también por el rebrote de la epidemia de COVID-19 debido a la variante delta.

Como represalia por el atentado al aeropuerto de Kabul, Estados Unidos llevó a cabo un ataque con drones en Afganistán, matando a dos miembros del grupo Estado Islámico.

Mientras la pareja presidencial estaba con las familias de los militares, el domingo, el Pentágono anunció también que había destruido un vehículo en Kabul, «eliminando una amenaza inminente del EI-K» contra el mismo aeropuerto. 

Unas 114.400 personas, incluidos casi 5.500 ciudadanos estadounidenses, han sido evacuadas de Afganistán por un gigantesco puente aéreo desde el 14 de agosto. 

Los republicanos cuestionan duramente a Biden por la gestión de esta evacuación.

“Esta es una de las peores decisiones de política exterior en la historia de Estados Unidos”, trinó este domingo el senador republicano Mitch McConnell. 

“Mucho peor que Saigón”, añadió.

Por su parte, Ben Sasse, otro senador republicano, no disimuló su enojo.

“Biden puso en peligro a nuestras tropas porque no tenía un plan de evacuación”.”Estamos en peligro porque el presidente fue increíblemente débil al abandonar la base de Bagram”, acusó.

Con información de AFP

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓