miércoles, mayo 18, 2022

¡ATERRADOR! Asesinatos a familiares más crueles en Colombia

Roberto Trobajo
Roberto Trobajo
@Roberto_Trobajo

Los casos de «parricidios», asesinatos a familiares, que más han sonado en Colombia; top 3 de los más crueles crímenes

Con el asesinato de Mauricio Leal y su madre, perpetrado por Jhonier Leal, hermano e hijo de las víctimas respectivamente, los colombianos reviven varios casos de similar magnitud.

El acto cometido por Leal se denomina como «parricidio», que es el nombre jurídico para el hecho de quitarle la vida a uno de los progenitores o hermanos. 

Entre los factores que pueden motivar este crimen está una familia disfuncional o un escenario parental en el que los miembros están sometidos a rechazo. 

También se destacan el abuso sexual y las armas presentes en el hogar como hechos que podrían propiciar este delito.

Les contamos de los casos de parricidio más impactantes acontecidos en Colombia:

Lea También: ¡Desalmado! El horroroso crimen que habría cometido Yhonier Leal contra su madre y hermano

El parricida de Salitre

Este caso es bastante similar al sucedido con el estilista Mauricio Leal y su madre. El victimario fue el estudiante de medicina veterinaria Ángel Moreno, quien asesinó a su madre María Elvira, su padre, Joselín, y su hermano D’Ángelo en barrio Ciudad Salitre, al centro occidente de Bogotá.

Según los investigadores de la Fiscalía, el asesinato se dio el 17 de abril de 2003 pero se descubrió 10 días después del hecho. 

Este fue motivado por la negativa de los padres de Moreno de prestarle el carro familiar para que  hiciera un viaje a un pueblo cercano con su novia. 

El hombre decidió dispararle con un arma a sus padres y hermano y luego se fue de paseo por varios días. 

Los familiares de las víctimas, ante su repentina desaparición, decidieron acudir al hogar para corroborar qué estaba sucediendo. Cuando llegaron allí percibieron un olor putrefacto, razón por la que decidieron llamar a las autoridades. 

Cuando Moreno regresó de su viaje, inicialmente se mostró sorprendido por la situación y le dijo a la Fiscalía que no sabía qué había pasado. Luego, cambió su versión y aseguró que su hermano D’Ángelo era quien había matado a sus padres y que él (Moreno), en defensa propia, le disparó.

El hombre fue condenado a 38 años de cárcel por los hechos. Sin embargo, ya se encuentra en libertad condicional desde abril de 2020.

El monstruo de Chía

Aunque este caso no sea un parricidio directo, sino que se trata de un filicidio, encuadra porque es el asesinato de los hijos por parte de sus progenitores. 

En este caso, Orlando Pelayo contrató a dos criminales para secuestrar a Luís Santiago, su hijo de 11 meses, y luego asesinarlo el mismo día.

El hombre distrajo a las autoridades, pidiéndole supuestamente a los secuestradores, en todos los medios de comunicación, que devolvieran a su bebé.

De acuerdo con lo dicho por Pelayo en el juicio, una de las razones que habrían motivado el asesinato del menor fue el hecho de querer borrar todo rastro de la relación que éste mantenía con la madre del bebé, Ivonne Lozano. Esto, porque el hombre tenía una esposa y 2 hijas y su relación con Lozano era clandestina.

Orlando Pelayo fue condenado por un juez a 60 años de prisión y sus cómplices, los secuestradores, fueron sentenciados a 27 años de prisión.

Monstruo de Bosa

Este crimen, que ocurrió en el sur de Bogotá, es otro de los más sonados en Colombia. Hernando Hernández Patiño mató a su esposa Jenny Losada de 37 años, sus dos hijos de 7 y 9 años y su sobrina María Camila de 19 años de edad, en una casa del barrio San José en la localidad de Bosa en Bogotá.

La familia, proveniente del municipio de Rivera, en el departamento del Huila, fue asesinada con un machete en la madrugada del 10 de noviembre de 2013. Según la Fiscalía, una supuesta infidelidad de su esposa habría sido el detonante para el múltiple homicidio.

El relato de la fiscal encargada del caso da cuenta de un complejo de inferioridad que tenía el hombre, pues durante años no tuvo trabajo y su compañera sentimental era el músculo financiero de ese hogar. 

Hernando Hernández fue condenado a 60 años de cárcel, pena máxima permitida por la ley colombiana;pues, según los cálculos, por el número de homicidios debería enfrentar 90 años de prisión. 

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓