miércoles, diciembre 1, 2021
EspecialesOpiniónRoberto Trabajo: apocalipsis show
Roberto Trobajo
@Roberto_Trobajo

Roberto Trabajo: apocalipsis show
R


Los infelices “felices” que eufóricos celebran al “elegido” Biden, sabrán del apocalipsis que se les viene tras el show que hacen hoy.
Invito a los chavistas y esos “progresistas” a que se vayan a vivir a EE.UU. donde conocerán esas “bondades” pregonadas por los prometedores de un dizque “capitalismo social solidario”.
Empresas gringas quebrándose, desempleo disparado, bajón de consumos, destruirán al “sueño americano”. La xenofobia será hasta asesina, cuando los americanos vean que cada vez tendrán menos trabajos porque Biden da vía libre a migrantes.
La rapaz China invadirá priorizando la barata mano de obra foránea residiendo en Estados Unidos, y los negros que se olviden de empleos porque los chinos son racistas.
Los rusos se beneficiarán, a través de China, pues en la medida en que esos asiáticos se coman a EE.UU. y por ello se generen muchos más conflictos de todo tipo entre los norteamericanos, Rusia será más potencia manteniéndose reciproca con los chinos.
Cuba feliz porque Biden les quitaría el embargo y entonces millones de dólares oxigenando a la dictadura. El régimen venezolano, dichoso, porque su nuevo mejor amigo quitará restricciones y les devolverá a Saab.
Los coletazos gringos repercutirán en Latinoamérica, empujando a los “progres”: Ecuador se devolverá a los “correistas” igual que los bolivianos reversaron en favor de Evo. En Colombia el ambiente se enrarecerá más y los “decentes” y verdes, que son la misma vaina, se esforzarán por hacer “coronar” un gobierno “alternativo”.
El empujón a los latinos será una estrategia “demócrata” para frenar el aumento de emigrantes y en pos de represarles dentro de las ollas pitadoras en que están convirtiendo a las democracias el macabro Foro de Sao Paulo.
Con el caos desbordado en un EE.UU. empobrecido y al borde del colapso, los “demócratas” pasarán a una nueva fase para empoderar a los socialistas de Sanders: poner de presidenta a la comunista Kamala Harris; actuándose en tres posibles escenarios.

«Con el caos desbordado en un EE.UU. empobrecido y al borde del colapso, los “demócratas” pasarán a una nueva fase para empoderar a los socialistas de Sanders: poner de presidenta a la comunista Kamala Harris»


Primero: Biden no aguantó el boleo y se enferma, renunciando, para darle paso a su “vice”. Segundo: Enferman a Biden hasta que muere, estilo Chávez, y Kamala asume la presidencia. Tercero: Biden renuncia para que Kamala “brille” durante el último año y sea la próxima candidata.En todas estás arenas políticas, peligrosamente movedizas, buscarán que Kamala sea la que presida a EE.UU. durante cuatro u ocho años, anhelando reforzar ideológicamente, para que -con el apoyo de China, Rusia, Cuba, Irán, Corea de Norte, México, Chile, Ecuador, Argentina, Bolivia, Nicaragua, y hasta de Venezuela- Estados Unidos sea socialista y jamás la potencia que hasta ahora fue.Sin embargo, hay esperanzas, a pesar de este espeluznante show apocalíptico, y tras la larga noche que se viene, bien podría hacerse la luz.
Los Republicanos, desde ya, deberían impulsar a un nuevo candidato, joven, valiente, comprometido, muy bien preparado, dotado de mucho tacto al tratar a la prensa y de muchísima inteligencia emocional, que sea descendiente de emigrantes para que le haga oposición idónea a Kamala; el único capaz es el actual senador Marco Rubio y ojalá con la fórmula vicepresidencial de Lincoln Díaz-Balar, son dos políticos jóvenes de altísima valía y probadamente anticomunistas.

Los norteamericanos tienen que salvarse y sólo será posible liderando políticos de bien, experimentados, fogueados, convincentes, aterrizados, consagrados al rescate de los valores democráticos que hicieron de EE.UU. la gran nación que hoy las fuerzas oscuras – financiadas por Soros- pretenden destruir y someter al dominio del Mal.
En Colombia la renovación se impone, jóvenes y/o nuevos políticos, con propuestas y formas de comunicar distintas, serán los únicos capaces de salvaguardar al país de los embates del cáncer comunista. Juventud y Renovación; asesorados por los gladiadores que han logrado frenar al castrochavismo.
Venezuela replantea liderazgos o la oposición implosiona por la represión de un régimen fortalecido gracias a la reanimación que les darán Biden y Kamala.
La realidad no se debe ver en blanco y negro, la vida tiene matices, por muy oscuros que sean estos tormentosos tiempos; toca mirar por un crisol hasta llegar a la luz.

LO + VISTO