jueves, septiembre 16, 2021

¡HORROR! Niños son prostituidos por talibanes en Afganistán

Los Bacha Bazi o niños prostituidos es un temor que resurge con el retorno de los talibanes. Además, los somete a ser terroristas suicidas

El terror en Afganistán no solo persigue a sus mujeres, también horroriza a los niños.

Conductas y reglas impuestas por los talibanes temen el retorno de los Bacha Bazi o niños prostituidos.

En este sentido la práctica somete a cientos de menores a ser explotados sexualmente después de su compra o secuestrados a familias muy pobres.

Además, de ser entrenados como terroristas suicidas, son utilizados por los hombres con poder de Afganistán para su propio entretenimiento.

Al respecto los Bacha Bazi, a menudo se convierten en juguetes sexuales, bailan maquillados y vestidos de mujer en las fiestas. 

También son explotados además como armas humanas por los talibanes y reciben órdenes para infiltrarse entre las fuerzas de seguridad del país.

Un informe AFP advirtió que los talibanes usaban a los jóvenes como una especie de presa.

Esto con el objetivo de atraer a los soldados y a los policías que estaban bajo el control del estado de Afganistán.

Se han detectado casos, como en 2015 cuando el Directorado Nacional Afgano de Seguridad detuvo a un joven de tan solo 16 años que, tras ser violado supuestamente por un grupo de talibanes.

El joven intentó cometer un ataque suicida con bomba en la oficina central de la policía, en Bagrami, Kabul.

De esta manera usan a los Bacha Bazi a favor de sus propios intereses como un arma en su lucha contra el gobierno afgano.

«No es una tradición afgana, ni una costumbre, pero la situación y los derechos de los niños en el país no están protegidos», asegura Mad Aidar, un afgano que vive en España desde 1987.

Explica a ABC que el concepto de Bacha Bazi no es «una práctica creada por los talibanes, sino que se originó por culpa de la pobreza en el país».

Vender, comer o morir

Esta vulnerabilidad ayuda a que muchos menores, que se quedan huérfanos a causa de la guerra, acaben en manos de poderosos talibanes o afganos.

En todo caso, las familias que los venden lo hacen porque no tienen nada para comer y se ven obligadas a vender a uno de sus hijos.

Tampoco hay una edad específica para que los niños sean usados en estos actos violentos.

Por esos ante el regreso de los talibanes insurgentes, el dolor y el temor por los niños afganos vuelve a aparecer ante la amenaza latente de que sigan siendo utilizados mientras no estén protegidos y no tengan una educación.

Con información de ABC

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓