viernes, septiembre 17, 2021

ACUSAN A TRES VENEZOLANOS POR ESTAFA: se apropiaron 1 millón de euros para niños con cáncer, en España

Se trata de los miembros de una familia que durante más de tres años ha venido desviando el dinero recolectado a través de una supuesta fundación. Los acusados por estafa están libres bajo fianza, pero las investigaciones continúan

Tres miembros de una familia venezolana están siendo investigados en Barcelona, España. Les imputan el presunto delito de estafa con dinero para una fundación que ayuda a niños con cáncer.

La información se conoció a través del diario El Español. Indica que una mujer, la presidenta de la Fundación CIBI, y dos hombres, formaban parte de la directiva de la ONG. Solamente se conoce la identidad de ella, se trata de Nicole Chocron.

La causa está en el Juzgado de Instrucción número 20 de Barcelona. Según las pesquisas, habrían desviado casi un millón de euros en donativos para fines personales. Los acusados están en libertad bajo fianza.

La investigación está en manos de la comisaría del distrito de Sant Martí de la capital catalana. Además de la División de Investigación Criminal adscrita a la Unitad Central de Blanqueo y Delitos Económicos.

Lea también: Tras renuncia del comandante: nuevo jefe del ELN opera desde Apure, denuncia Fundaredes

Desde el 2017

Esta unidad rastreaba la actividad de la fundación desde sus orígenes, en 2017. En 2018 la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Gipuzkoa, Aspanogi, ya había alertado de la “falta de transparencia” de la fundación.

Sospechaban que el destino del dinero que se depositaba en las 12.300 alcancías que CIBI repartía por todo el Estado, no era para el destino prometido.

La fundación situaba las cajas para la recolección del dinero, en lo que llamaban «red de comercios solidarios». Era una lista de tiendas, asociaciones y hospitales que les dotaban de espacio para colocarlas.

Además, promocionaban una cuenta corriente para microdonaciones y una cuota mensual. Casi todo el dinero fue desviado a sus bolsillos.

El juez debe aclarar si los imputados desviaban los fondos que teóricamente iban a los niños con cáncer para su beneficio propio.

Según la investigación policial, del casi millón de euros recaptado entre 2017 y 2020 solo se destinaron 4.000 euros al apoyo a los menores enfermos.

La investigación también ha recibido el apoyo del Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Cultura y Deporte.

En la cuenta de Instagram de la fundación, aún en funcionamiento, se asegura que CIBI colabora con los hospitales de Vall d’Hebron y Sant Joan de Déu.

La última publicación es del pasado 4 de febrero y en la descripción asegura que tiene proyectos en el área de comercios solidarios, investigación y lucha contra la exclusión social.

La policía informó que el pasado lunes se hizo el registro de la sede de la fundación y otros domicilios.

Uno de los imputados, sin embargo, se encuentra en paradero desconocido. La magistrada instructora y la Fiscalía decretaron medidas cautelares sobre el patrimonio de la fundación. Las cuentas corrientes están bloqueadas, y se han suspendido las actividades, provisionalmente.

De momento, la investigación continúa abierta, ya que los agentes están analizando el material requisado y los ordenadores de la entidad.

Uno de los elementos que destaca es que en la sede, donde se contaban el dinero, no había cámaras ni, por tanto, ningún tipo de sistema legal para evitar el fraude. En sus cuentas tenían un millón de euros, pero la policía no descarta que pueda haber más sin declarar.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓