lunes, julio 4, 2022

¡ACOSO ESCOLAR! «El exhorto de la Fiscalía debe ser al Ministerio de Educación y no solo a los directores de los planteles»

Existen planes y normativas que permiten atender el acoso escolar o las agresiones entre adolescentes, las cuales deben cumplirse y no ir a buscar culpables en los colegios

El acoso escolar no es una situación nueva, que ha venido de la nada al sistema educativo venezolano.

Desde hace tiempo hay planes, medidas y hasta leyes, que según conocedores de la materia, muy bien pueden prevenir y detener acciones de este tipo, siempre y cuando las herramientas se apliquen como debe ser.

Es por ello que Olga Ramos, miembro de la Sociedad Civil Asamblea de Educación, considera que el exhorto que recientemente hizo el Ministerio Público a los directivos de los planteles, para que realicen a tiempo sanciones administrativas o incluso la expulsión de alumnos que puedan caer en el acoso escolar, debe hacerse un requerimiento diferente al expuesto en redes sociales y no a los directivos, sino al propio Ministerio de Educación.

Explica Ramos que dentro de las normativas y acciones a seguir en la educación venezolana, hay planes y procedimientos administrativos y legales, los cuales están regidos incluso hasta por la propia Lopnna (Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente).

Para dichos procedimientos, el garante de que se cumplan es el propio ministerio de Educación.

No deje de ver: EL SILENCIO el aliado del acoso escolar en Venezuela

«Cuando hay problemas asociados a niños, niñas y adolescentes, las escuelas tienen un proceso que seguir y el proceso incluye a la Defensoría del Menor, que hay en todos los sitios, no a la Fiscalía», dice Ramos.

«Cuando los casos traspasan lo que está establecido en la normativa, se pudiera llevar a otras instancias. Pero primero se tienen que agotar todas las instancias establecidas».

«El Ministerio Público como tal debería exhortar al Ministerio de Educación a que haga su trabajo. Obviamente, cuando exhorte al ministerio de educación, el ente se comunica a través de su red de mando con todo su personal».

Explica la especialista que el tema del acoso escolar no es nuevo para el Ministerio de Educación. Dicho ente ha establecido pautas y pasos a seguir para atender el problema de los menores de edad y el acoso escolar.

Incluso, existen «escalones» dentro de la organización educativa para atender estos casos. Desde la propia escuela, pasando por departamento de orientación, hasta los supervisores, la propia Defensoría del Menor y la zona educativa, hasta llegar al ministerio.

La actuación del Ministerio Público

La especialista considera que la actuación de la Fiscalía ante los casos de acoso no ha sido la más idónea.

Primeramente, pareciera que la Fiscalía busca de una vez actuar en contra de un menor, sin saber si ya desde la propia escuela se ha llevado a cabo un proceso, ajustado a la condición de que tanto los afectados como los posibles agresores, son menores de edad.

Por otra parte, no se evalúan los riesgos al presentar en redes sociales un caso donde no solamente se involucra a menores de edad, sino también, se puede poner en tela de juicio la credibilidad de una institución, que posiblemente si llevó a cabo los procedimientos estipulados.

«Si a la Fiscalía le comienzan a llegar denuncias y se determina que aquí hay un problema, ¿cuál es el procedimiento que la Fiscalía tenía que haber seguido? Hablar con la Defensoría del Menor de la zona en donde están las escuelas y preguntarles ¿qué está pasando? Si la Defensoría está enterada de lo que está ocurriendo, entonces la Fiscalía debe decir: «tienes que atender esto”, explica Ramos, quien asevera que igual la Fiscalía debería acudir al ministerio de Educación, para saber si se han cumplido las normativas.

Es decir, la Fiscalía, antes de abrir una averiguación a los colegios, debe verificar si se han llevado a cabo los procesos de formación y procedimientos normativos con los menores. Y si esto no se ha hecho, pues el llamado debe ser para toda la cadena, incluyendo al ministerio de Educación.

Una salvedad

Hay que tener en cuenta que existe una diferencia entre un caso de acoso escolar y un caso de lesiones. El acoso escolar puede ser un acto reiterativo y propiciado por varios entes en contra de uno solo. Suele tener agresiones verbales y físicas.

Un caso de lesiones puede ser un evento aislado y que puede tener relación con el acoso escolar. Sin embargo, no necesariamente unas lesiones son acoso escolar

En ambos casos, las autoridades educativas deben actuar y por supuesto, debido a la envergadura del hecho, otros entes, como la propia Fiscalía puede y debe tomar parte, siempre y cuando estén ajustados a las normativas legales en lo que al tema de menores se refiere.

Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x