jueves, septiembre 16, 2021
EspecialesOpinión¡Abstencionismo electoral!

¡Abstencionismo electoral!

¿Qué es la abstención electoral?

Abstención, en ciencia política, es el acto por el cual un potencial votante en unas elecciones decide no ejercer su derecho al voto, ya sea en unas elecciones generales o si, en un procedimiento parlamentario, el representante está presente en la votación, pero no vota. Las causas de la baja participación son complejas de determinar, pero seguro que influye la severa crisis económica del país, una de la peores de su historia.

Según los criterios de expertos, el abstencionismo electoral ha sido definido como “la no participación en el acto de votar de quienes tienen derecho a ello” (Instituto Interamericano de Derechos Humanos, 1988). Esta no acción puede ser interpretada como un estado de indiferencia ante cualquiera de las alternativas planteadas (Treviño, 2014; Bobbio, 2000; citado por Garza, 2010Brenes, 2006); también puede verse como un no hacer o no obrar que normalmente no produce efecto jurídico alguno y, en algunas ocasiones, se llega a considerarlo como la exteriorización de una voluntad (Alcubilla, s.f.); sin embargo, Bobbio en 2003 (citado por Montoya & Montoya, 2012) realiza una distinción entre abstencionistas votantes y no votantes, definiendo a los primeros como aquellos que muestran un estado de hostilidad ante las opciones presentadas durante una jornada electoral, manifestando claramente su juicio negativo para las opciones existentes a través de su abstención, en tanto que en los segundos, la abstención del no votante se dilucida como un estado de indiferencia ante cualquiera de las alternativas planteadas.

La abstención es una de las más serias dificultades que debe evitar el sistema político venezolano si quiere continuar teniendo aptitud democrática. Por ejemplo, el régimen, no se puede seguir tomando decisiones de una inmensa trascendencia, entre ellas el cambio del sistema político, con una tercera parte de la población manteniéndose al margen de esas decisiones.

Para la consultora Hernández Hercon, por la crisis que transita el país emergen diversos escenarios para analizar la variable abstención en el contexto de la futura megaelección 2021, todo dependerá finalmente de las estrategias y tácticas de motivación que activen los diferentes comandos de campaña, en este caso Gran Polo Patriótico y la oposición, porque la mayoría de las personas en este país no vota por programas de gobiernos, sino por emociones…muchos hasta obligados.

Venezuela a partir del año 1999 es liderado por un proceso político revolucionario que durante estos 22 años vienen ganando la mayoría de los eventos electorales, pero pareciera que el momento histórico convoca a la reflexión colectiva, porque son muchas las fisuras en los resultados de su gestión gubernamental. En nuestros últimos estudios de opinión la mayoría de los entrevistados coinciden en la salida de Maduro, sin embargo, la sala situacional del régimen, construye día a día estrategias y tácticas contra la oposición para frenar su crecimiento cuantitativo, Maduro se ha vuelto cada vez menos asertivo, además, demuestra una conducta arrogante, soberbio y sorda en una lucha por la supervivencia del proyecto político revolucionario. Maduro, en su laberinto se siente a todas luces claro y desorientado a la misma vez.

Para el análisis de la variable abstención electoral, debemos tener muy presente que a medida que se acerca las megaelecciones, el régimen acciona con escenarios electorales impulsivos y complejos, estas estrategias cuando se devela no es más que potenciar el miedo, desmotivación hasta edificar actitudes de la antipolítica en el electorado opositor. Si se consolida una brecha significativa en la variable abstención es un escenario que beneficia sólo al régimen por contar con una maquinaria electoral bien apuntalada con todo el poder del Estado con una eficiente big data. No obstante, se proyecta si las megaelecciones fueran el próximo domingo, en las ciudades urbanas donde el voto tiene criterio, la abstención electoral apunta a bajar, mientras en las regiones con características rurales, la variable abstención no es muy relevante porque se mueve en sus tendencias históricas. Pero, no olvidemos la futura megaelecciones la participación estará sujeta a la postura democrática que pueda adoptar el nuevo CNE.

En síntesis, Aun cuando en los regímenes democráticos se asocia a la ciudadanía un deber cívico o moral de votar, que en algunos ordenamientos se convierte en deber jurídico, el abstencionismo electoral aparece con el sufragio mismo. Consiste simplemente en la no participación en el acto de votar de quienes tienen derecho a ello. El abstencionismo electoral, que se enmarca en el fenómeno más amplio de la apatía participativa, es un indicador de la participación: muestra el porcentaje de los no votantes sobre el total de los que tienen derecho de voto. Ahora bien, en nuestro caso podemos recrearnos por ahora que la variable abstención se moverá según las condiciones que aspiran los partidos pertenecientes al G4. Sin embargo, la abstención electoral únicamente podrá ser derrotada si el nuevo CNE ofrece condiciones competitivas y reglas claras, de lo contrario muchos partidos parecen contar con una visión compartida en el tema de la abstención indefinida.

LO + VISTO

SE ENTREGÓ EL ABERRADO que asesinó a su hija con quien tuvo una relación incestuosa

Doce días después de haber sido asesinada Ruth María Lasso Ahumada, el presunto responsable del hecho se entregó a las autoridades judiciales, en Cúcuta. Ante un juez, David Lasso Zabala aceptó que asesinó a su hija, con quien mantuvo una relación incestuosa durante años.