jueves, mayo 26, 2022

“A Duque le pegan una bofetada”: Francisco Santos, por encuentro de EE.UU. con administración de Maduro

Roberto Trobajo
Roberto Trobajo
@Roberto_Trobajo

El exembajador de Colombia en USA Francisco Santos calificó de “puñalada por la espalda” la reunión entre las delegaciones de EE.UU y Venezuela

La reunión que sostuvieron una delegación del gobierno de Estados Unidos y funcionarios de la administración de Nicolás Maduro desató, como se esperaba, todo tipo de reacciones, sobre todo porque hasta ahora se entendía que el país del norte estaba alineado con otros del continente en un esfuerzo por aislar y presionar la salida de Maduro y propiciar el regreso de la democracia a Venezuela. 

Una de las más virulentas fue la del exembajador de Colombia en Washington Francisco Santos, que se declaró “decepcionado y triste”, y además sostuvo que “esto tiene que llevar a replantear muchas cosas, porque Estados Unidos nos demostró que puede dejar a Colombia colgada de la brocha en cualquier momento por cualquier interés”.

Pero eso fue lo más suave que dijo Santos en una entrevista en «La Tarde» de NTN24, en donde empezó por descalificar a Juan González, de origen colombiano, asesor de Joe Biden para el hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU.

“Lo que hay es una hipocresía tremenda”, dijo Santos en el programa. “González estuvo por El Salvador, Honduras, Guatemala, diciéndoles: ‘Ustedes son unos países corruptos, que violan derechos humanos».

Y verlo sentado con el más corrupto de todos los que hay en América Latina, con el mayor violador de derechos humanos… A mí me causaría vergüenza. Yo, de él, habría renunciado. Si a mí el presidente me manda a hacer eso, yo renuncio”.

Para Santos, el encuentro entre delegaciones de los dos países “muestra el desinterés de Estados Unidos por América Latina.

La falta de coherencia en política, y América Latina debe entender que Estados Unidos poco a poco, cada vez más, es un tigre de papel, que frente a la amenaza de China nunca vamos a tener a Estados Unidos detrás de nosotros, que sus intereses económicos están por encima, y creo que manda un pésimo mensaje para la región. ¡Pésimo!”.

“Hoy ese país [Estados Unidos] se me cayó al piso”, añadió, desilusionado, el exembajador en ese mismo medio.

“Eso es una verdadera estupidez. Hubo gente del Partido Republicano con quien hablé hoy que me dijo que el presidente Iván Duque debería cancelar su visita a Biden.

Al presidente Duque, que es uno de los más afectados por esta decisión, le pagan una bofetada de la A a la Z”.

Recordó, como lo entendía buena parte de la opinión pública, que la política sobre Venezuela es una política de Estado, de región, que involucró a Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, Chile, Perú (antes del cambio electoral), Ecuador, con varios países de Europa.

“Y ahora vienen y se dan la vuelta. Primero, ni siquiera son capaces de llamar al presidente Duque, porque no lo llamaron ni le dijeron nada.

A [Juan] Guaidó lo llamaron, que me parece de quinta categoría, cuando ya estaban en Caracas”, lamentó Santos en ‘La tarde’.

“A mí me tiene tan sorprendido esta decisión. Y lo que esperamos todos los que nos hemos jugado por la libertad es que el presidente Duque sea muy claro y diga: ‘¿Aquí qué pasó? ¿A dónde van ustedes? ¿Vamos a cambiar? ¿Vamos a reconocer a Maduro? ¿Ustedes qué van a hacer con el narcotráfico? ¿Ustedes qué van a hacer con el Eln?’”, agregó Santos.

«Esta reunión (entre Biden y Duque) es importantísima por eso. Por ninguna otra cosa. No es el saludo. Es: ‘¿Ustedes van a ser solidarios con Colombia, su principal aliado político en América Latina o nos van a dejar colgados de la brocha?’”.

El exembajador dijo que espera que el presidente Duque, “en un momento en el que le están midiendo el aceite, [demuestre] si defiende los intereses de Colombia o ya está pensando en su futuro personal, ahí lo veremos en la reunión. Porque es que durante cuatro años nosotros jugándole a esto, y Estados Unidos por detrás clavándonos el puñal. Yo jamás pensé que esto fuera a pasar. Valemos cero ante la mirada de Joe Biden”.

EE.UU. decide cuándo el malo es bueno

La decepción de Santos la manifestó también el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que criticó este lunes las conversaciones en el plano energético entre Washington y el régimen de Maduro, pese a que la Casa Blanca no lo reconoce como mandatario de Venezuela.

“El gobierno de Estados Unidos decide quién es el malo y quién es el bueno, y también cuándo el malo se vuelve bueno y el bueno se vuelve malo”, escribió Bukele en su cuenta de Twitter.

Washington desconoce al gobierno de Maduro porque considera que su reelección en 2018 fue fraudulenta.

Pero envió este lunes una delegación a Venezuela para hablar sobre energía, cuando busca reducir sus importaciones de petróleo de Rusia, un aliado clave de Caracas, como parte de sus sanciones por la invasión de Ucrania.

“El propósito del viaje que realizaron los funcionarios de la administración fue discutir una variedad de temas que incluyen ciertamente energía, seguridad energética”, declaró en rueda de prensa la portavoz del gobierno de Joe Biden, Jen Psaki.

En los últimos meses, las relaciones entre El Salvador y Estados Unidos han sido tirantes, complicadas luego que la administración Biden dijera que el gobierno de Bukele tomó decisiones “antidemocráticas”, como remover en mayo de 2021 con ayuda del Congreso al fiscal general y a magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema.

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓