domingo, julio 25, 2021

43 víctimas cuyas vidas cambiaron en unos segundos: a un mes de la explosión en Monagas

Durante estas poco más de cuatro semanas de la explosión en Monagas, han fallecido 8 personas que resultaron quemadas. Gran parte de ellas con lesiones de segundo y tercer grado y en más de 70% de sus cuerpos

El pasado 28 de enero se cumplió un mes de la explosión de gas en Monagas, El hecho ocurrió específicamente en el sector Caño de los Becerros, municipio Piar de esa entidad. El saldo inicia era de 43 heridos, todos de gravedad, a cuyas familias les cambió la vida en apenas unos segundos.

Durante estas poco más de cuatro semanas han fallecido 8 personas que resultaron quemadas. Gran parte de ellas con lesiones de segundo y tercer grado y en más de 70% de sus cuerpos.

El viernes pasado falleció Genderson Leonet, de 4 años.  El pequeño murió por complicaciones asociadas a sus quemaduras. Estaba en la unidad para quemados en el Complejo Hospitalario Ruiz y Páez, de Ciudad Bolívar.

La familia Leonet perdió a dos de sus integrantes, este pequeño y su hermana Emily, de 13 años. Ella murió el 5 de enero, también es ese hospital.

Familiares del niño relataron al Periódico de Monagas que simplemente dejó de respirar. La mañana del viernes 29, la familia de Genderson solicitaba ayuda para conseguir Albúmina Humana. No podían pagarla, porque una ampolla supera los 170 dólares.

En el hospital de Maturín y en el de Bolívar, aún quedan 5 personas quemadas y sus familiares claman por ayuda para conseguir los medicamentos que requieran.

«Alejandrina Rivas de 11 años, con quemaduras en gran parte de su cuerpo, amaneció con fiebre en 40 grados. Por lo que le mandaron amoxicilina”, explicó un familiar.

Aunque las familias han recibido apoyo, con el transcurrir de los días, los presupuestos ya no dan. “Seguimos necesitando de su apoyo. Estamos en condiciones críticas y no contamos para cubrir con todos los gastos”, afirmó otro pariente.

Lea también: Presumen que explosiones de Monagas se deben a bombonas con más de 25 años de uso

La cola que acabó con todo

La comunidad del Caño de los Becerros pensaba que iba a pasar un año nuevo distinto. Luego de un año esperando el gas doméstico, a la casa de la coordinadora del Clap llegaron las preciadas bombonas.

Decenas de personas, entre ellas varios miembros de distintas familias, hacían la cola para recibir su cilindro.

Eran 160 bombonas. De pronto, según las primeras versiones, dos de ellas explotaron y se generó una reacción en cadena que alcanzó varios metros.

Las víctimas fueron llevadas al hospital general de Maturín. Tras las denuncias que no había insumos ni condiciones para atender este tipo de emergencias, en ese recinto, decidieron trasladar a varios heridos a clínicas privadas y al hospital de Ciudad Bolívar.

Luego, las autoridades de la entidad indicaron que alguien habría cometido la imprudencia de lanzar una colilla de cigarro encendida.

Otras versiones y opiniones de expertos señalan que la explosión se debió a la unión de factores como la impericia en el manejo de los cilindros, a la falta de mantenimiento y a la caducidad de los mismos.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓