martes, junio 22, 2021

22 años de chavismo, 51 aumentos salariales y el venezolano cada vez más pobre

Son literalmente decenas de aumentos salariales que en 2021 ubican a Venezuela en la cola de las remuneraciones en el mundo, con un poder adquisitivo de apenas 1% de las necesidades de las familias

Se cumple un mes desde que Nicolás Maduro decretó, el pasado 1 de mayo, uno de más de sus aumentos salariales. Tal vez el más significativo de los últimos años, proporcionalmente hablando. Es significativo porque pasó de Bs. 1.800.000 a Bs. 10.000.000, sumando el ingreso mínimo, más el bono de alimentación.

Pero, finalmente, su poder de compra sigue siendo de 1% del costo total de la canasta alimentaria que ya pasa de los 300 dólares.

Se trata del aumento de salario número 51, en 22 de chavismo. De ellos, 30 los aprobó Hugo Chávez y los últimos 21, Nicolás Maduro.

Desde el 99

En 1999, nace la República Bolivariana de Venezuela, tras la llegada de Hugo Chávez. Se redactó y aprobó la Carta Magna.  Con un cono monetario renovado, se oficializó el sueldo mínimo de 120 mil bolívares.

Luego, Chávez, entrando al año 2000, decretó el aumento del salario mínimo que se fijó en 144 mil bolívares.

En el 2001 el ingreso se aumentó a 158.400 bolívares, según la Gaceta Oficial Nº 37.250.

Hasta el 2008, los aumentos salariales tuvieron una proporción entre 15% y 5%, según cifras del Banco Central de Venezuela.

Ese año se da la primera reconversión monetaria y nace el Bolívar Fuerte.  Pero el ingreso se aumentaba igualmente en esa proporción.

Cuando Nicolás Maduro llega a la presidencia, en abril de 2013, un mes después, se fija el sueldo en 2.457 bolívares fuertes.

En septiembre de ese año, se ubica en 2.702, 72 bolívares fuertes y para noviembre de ese mismo año se fija en 2.973 bolívares fuertes.

Para 2014 Maduro decreta tres aumentos. En enero el sueldo aumentó a 3.270 bolívares. En mayo se incrementa a 4.251 bolívares y en diciembre llega 4.889, 11 bolívares fuertes.

En el 2015, el salario mínimo aumentó cuatro veces. En febrero llega a la suma de 5.622, 48 bolívares, en mayo a 6.746, 98 bolívares, en julio a 7.421, 68 bolívares y en noviembre sube a 9.648, 18 bolívares.

Bonos más altos que el salario

A partir del 2016, además del salario mínimo, se instituyeron las bonificaciones extrasalario. Con ello nace el sueldo integral, con la suma del bono de alimentación.

Pero ese año comienza a ocurrir algo diferente, los aumentos del salario mínimo comenzaron a ser inferiores a los bonos.

Por ello, ese año, en marzo, el salario aumentó a 11.578 bolívares fuertes y el ticket de alimentación a 13.275 bolívares. De esta forma, el ingreso integral llegó a Bs. 24.853 bolívares fuertes.

Así es como el ingreso integral llegó a 90.700 bolívares. Pero el salario mínimo era de Bs. 27.091.

En el 2017, hubo un récord. El ingreso aumentó 5 veces.  Al final, el sueldo mínimo era de 97.531 bolívares, mientras que el bono de alimentación aumentó a 153 mil bolívares. Con ello el salario integral llegó a 250.531 bolívares.

Nace el bolívar soberano

En el 2018 igualmente hubo cinco nuevos aumentos. Pero, ese año hay otra reconversión monetaria, llega el Bolívar Soberano y en diciembre el ingreso se ubica en 4.680 bolívares soberanos.

 En el 2019 también hay tres aumentos y el ingreso llega a 300 mil soberanos.

En el 2020 hubo tres aumentos y el ingreso integral llega a Bs. 1.800.000, es decir, Bs. 1.200.000 y 600.000 de bono.

Este año, en marzo, hubo otro aumento a Bs. 1.800.000 bolívares, más el bono de alimentación, por la misma cantidad. Es decir que el ingreso integral estaba en Bs. 3.600.000.

Llega la pandemia y más bonos

Paralelamente al salario integral, Maduro comenzó a pagar bonos extraordinarios, mediante el Carnet de la Patria.

En el 2020, tras la llegada de la pandemia de coronavirus, nacieron los bonos que llevan distintos nombres y para distintos segmentos de la población, como los abuelos y las mujeres embarazadas.

Asimismo, llegaron las bonificaciones como Disciplina y Quédate en Casa.

Durante el año pasado, se llegaron a pagar 32 bonos que acumularon todos 40.000.000 de bolívares. No obstante, esa cantidad de dinero solo pagaba, en diciembre del 2020, una semana de alimentos para una familia de 5 integrantes.

Este 2021, también se han pagado ya varias bonificaciones. Y como ejemplo podemos decir que solo en mayo se entregaron tres. Negro Primero, Pueblo Trabajador y José Gregorio Hernández.

El más bajo … el más miserable

  Para el dirigente de la oposición y exdiputado de la AN, Alfonzo Marquina, en estos 22 años de chavismo se cumplió, por así decirlo, una promesa del difunto presidente.

“Se cumplió con la igualdad, pero la igualdad por debajo. Millones de venezolanos, sobre todo los del sector público, ganan el sueldo más bajo. El más miserable”, afirmó.

En estas más de dos décadas, “los venezolanos pasaron de ganar uno de los mejores sueldos mínimo de América Latina, al peor del mundo”, agregó.

De paso, Marquina recuerda que los trabajadores no solo ganan una miseria. “En el sector público perdieron las conquistas que costaron años de lucha. Perdieron las tablas salariales, las primas, la profesionalización”.

Asegura que cada “decreto de aumento lo que hace es confiscar el dinero de los venezolanos. Maduro sabe que la emisión de dinero inorgánico es la principal causa de la inflación”.

“Al aumentar el salario lo pagas con bolívares y la capacidad adquisitiva es peor. Hay más deprecación del tipo de cambio en un país donde todo es importado. Esto reduce la capacidad de compra del trabajador”, lamentó.

Asegura que “la perversión del chavismo es empobrecer a los venezolanos para manipularlos y pisotear su dignidad. El hombre verdaderamente libre es el que puede cubrir sus necesidades. Y con estos sueldos obliga al trabajador a la dependencia y así lo domina”.

Una burla

Por su parte, la Academia Nacional de Ciencias Económicas (Ance) expresó su opinión sobre el reciente aumento del salario.

“La nueva remuneración, de Bs. 10 millones representa un incremento nominal de 177%”, señala la institución.

“La cifra alcanza 3 dólares mensuales conforme al tipo de cambio oficial existente para la fecha. En el resto de Suramérica esta remuneración básica para la subsistencia supera los 200 dólares mensuales. En Chile, por ejemplo, las personas reciben hasta 440 dólares mensuales”.

“Presentar este aumento del salario mínimo como una acción solidaria con la clase obrera, luce como una burla. Deja a los trabajadores al cuidado de la caridad privada o de las irregulares e incompletas bolsas de alimentación gubernamentales (CLAP)”, denunciaron.

Señalaron que, desde abril de 2013, cuando Maduro ocupó la Presidencia, la capacidad adquisitiva real del salario mínimo se ha reducido en torno a 90%.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓