jueves, septiembre 16, 2021

2 venezolanos por hora son CAPTURADOS HURTANDO en Colombia

Cada 24 horas se capturan en promedio 43 venezolanos por hurto. ¿Qué sucede con ellos, por qué la cifra alarma y hay miedo entre los colombianos?

El asesinato de dos policías colombianos en 2021 a manos de ciudadanos extranjeros, específicamente de nacionalidad venezolana, ha sido la gota que rebosó la copa.

Por eso este miércoles la alcaldesa de Bogotá y representantes de la Policía, la Fiscalía y Migración Colombia, optaron por conformar un Comando Especial para Migrantes.

Además anunció que 400.000 migrantes tendrán registro biométrico en Bogotá, esto implica que la totalidad de los nacionales venezolanos residentes allí estén identificados.

La medida deriva de la crítica situación de inseguridad en Colombia principalmente por el accionar de bandas delincuenciales. Pero, además, por la presencia de cientos de venezolanos irregulares.

Migrantes que han llegado a Bogotá a buscar alternativas de sustento, sin embargo, al no encontrarlas y no tener documentación para lograr trabajo, terminan delinquiendo.

Se unen a esas bandas delincuenciales o sencillamente operan de manera individual, atemorizando a la población y generando un fenómeno peor: la xenofobia.

“Hay desconfianza cuando un venezolano se te acerca en la calle así sea solo a pedirte una ayuda o a preguntarte por una ubicación”, asegura Manuela Pardo, habitante de Bogotá.

En el presente año tengo la estadística que tenemos más de 17 mil capturas a la fecha por diferentes motivos, de los cuales 2.470 tienen nacionalidad extranjera”, dijo el Comandante de la Policía de Bogotá, General Eliécer Camacho.

Lea también: A SANGRE FRÍA malandros le disparan a policías y huyen

No son judicializados

Pero lo que sucede en Bogotá no es muy distinto al panorama general en Colombia, con una agravante: la mayoría de los migrantes irregulares que cometen delitos solo son deportados, no judicializados.

Según las autoridades, diariamente se capturan en el país por lo menos 43 venezolanos equivalentes a dos por cada hora.

Para el general Eliezer Camacho, comandante de la Metropolitana de Bogotá, se han capturado más de 2.500 extranjeros por diferentes delitos, pero la mayoría quedan libres por alguna medida intramural.

Integrantes de bandas delincuenciales

‘Los Tinos’, ‘los Katiros’, ‘los Venecos’, ‘los del Caño’, ‘Topoyiyos’, entre otras, son los nombre de bandas u organizaciones delincuenciales identificadas y desarticuladas por la policía en Colombia.

La mayoría de ellas estaban integradas por ciudadanos venezolanos y cuyas estructuras se fundamentaban en delinquir en las principales ciudades del país.

Algunas dedicadas al tráfico de droga, pero gran parte concentradas en el hurto, delito que está disparado en la capital y en Colombia.

Nuevas bandas de extranjeros se siguen conformando y es así como los casos de delincuencia de migrantes aumentan de manera exponencial.

Mientras en Bogotá en 2018 el número de capturados fue de 407, en 2019 de 1.489 (1.111 por hurto), ya para 2021 van en 2.500.

La trazabilidad del delito

Cuando comenzó el fenómeno migratorio de venezolanos hacia Colombia, hace 5 años aproximadamente, los investigadores señalaban que empezaron a delinquir individualmente.

Sin embargo ahora, el delito de hurto lo conforman bandas de hasta seis personas, con cabecilla venezolano, y armas blancas y de fuego.

A eso se une que la judicialización es difícil. Para enviarlos a prisión se requiere de su plena identidad y la denuncia. Pero la mayoría es indocumentada.

Por eso la identificación biométrica que se propone dentro del Estatuto de Protección a Migrantes Venezolanos, surge como la alternativa de identificación que proponen las autoridades.

Pero mientras ello sucede muchos siguen quedando en libertad por ser robos de menor cuantía. Por ahora solo algunos venezolanos delincuentes acceder a la expulsión o la deportación de Colombia.

Sin embargo, las autoridades aclaran que lo primero es el inicio de las acciones judiciales y penales, que si por algún motivo no prosperan, deben seguir con multas o esas deportaciones y expulsiones.

“Aquellos casos de criminalidad, estamos trabajando porque no haya deportación ni expulsión, sino el inicio de un proceso de judicialización con un juez colombiano”, aseguró Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia.

No estigmatizar

La autoridad migratoria colombiana en cabeza de la cancillería y Migración Colombia han hecho un llamado constante para no estigmatizar a ninguna población, en especial a la venezolana.

Y aunque la participación de venezolanos en delitos se ha incrementado notoriamente, también es cierto que hay evidencias de un mayor número de nacionales del país víctimas.

Muchas de ellas carentes de oportunidades laborales, de salud y en materia educativa. Sin olvidar que son señalados y generalizadas las acusaciones que los relacionan como delincuentes.

La gran mayoría de los venezolanos en Colombia vienen a trabajar, a demostrar que puede ser productivos y apoyan en el crecimiento económico del país.

Son personas de bien, con una idiosincrasia similar a la colombiana, sin olvidar justamente que muchos colombianos también migraron a Venezuela en la década de lo 90 y fueron acogidos.

“La gran mayoría de los venezolanos en Colombia son gente buena y resiliente que ha venido saliendo adelante en el país”, concluyó Espinosa.

“Por unos pocos, terminamos pagando muchos”, suele ser una frase común entre venezolanos a quienes también duele e indigna que connacionales delincan en el exterior.

 

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓